“¿Por qué consideramos que la autovía no es prioridad?”

La asamblea Paravachasca emitió un comunicado en donde enumeran las prioridades del Valle de Paravachasca y dejan al descubierto los motivos por lo que una ruta de dos carriles por sentido no son prioridad.

La asamblea Paravachasca realizó un comunicado titulado ¿Porqué consideramos que la autovía no es prioridad? en donde brindan argumentos y razones para afirmar lo que plantean. La asamblea está formada por diferentes organizaciones, colectivos, vecinos autoconvocados, bibliotecas, agrupaciones y centros culturales en defensa de los derechos de los habitantes de la zona.

En primer lugar, en la misiva se explicita cuáles son las prioridades reales. “Agua corriente y potable en muchos barrios, viviendas dignas para muchas familias, un servicio sanitario público de calidad e integral y no centralizado, mejorar la educación de nuestras escuelas públicas, cuidar el bosque nativo y los seres vivos que los habitan, y el ordenamiento participativo del territorio que contemple estas necesidades vitales prioritarias” comienzan indicando.

Seguidamente, explican que la zona viene sufriendo un avance sistemático y continuado sobre el territorio, la ciudadanía y el bosque nativo. En este sentido, indican que las causas principales son la expansión de la frontera agrícola-ganadera, el crecimiento desordenado de las manchas urbanas, la avanzada de los grandes desarrollos
inmobiliarios y de la infraestructura vial.

A su vez, remarcan otra de las causas principales: los incendios. Al respecto, mencionan que “durante el año 2020, se han quemado más del 50% de las áreas bajo las Categorías de Conservación I y II (zona roja y zona amarilla) según la Ley Provincial 9814 de OTBN (de un total de 21.169 hectáreas bajo conservación en el Valle, se quemaron 12.160 hectáreas de bosque nativo).

Otro punto que resaltan sobre porqué la autovía no es prioridad es la falta de participación ciudadana real en estos procesos de avance de las áreas urbanas. Aseguran que “es fundamental asegurar y ampliar los procesos de participación -que otorguen o nieguen la licencia social al proyecto- y la efectiva difusión de los mecanismos de monitoreo y seguimiento del impacto ambiental que se manifiesta en el proyecto de obra pública”.

Agregan a esto que el gobierno de la Provincia no puede continuar proyectando intervenciones sin el involucramiento social, principalmente de aquellos que habitan los territorios afectados. Además, reclaman el cumplimiento de la legislación en materia ambiental.

También te puede interesar: El precio de los alimentos a nivel mundial volvió a subir

Por estos motivos y ante los atropellos de las instituciones de gobierno, provinciales y municipales, indican que es urgente la organización de quienes integran el Valle de Paravachasca, “ya que no sólo se precisa conocer cuáles pueden ser los posibles efectos y consecuencias socio-ambientales que podría traer aparejada esta intervención en las áreas involucradas, sino también porque es imperioso proteger los seres vivos, los ecosistemas y nuestro bienes comunes, y cuestionar la lógica de “desarrollo” que se propone bajo el postulado de que existe la necesidad de “llegar más rápido” a un lugar que, a este ritmo acelerado, tiende a su inminente desaparición”.

El comunicado finaliza indicando: “proclamamos y afirmamos que toda obra pública o privada de la magnitud e impacto de la Variante Ruta Provincial N° 5, que pretenda avanzar por este territorio y nuestras vidas, sin la participación real y plena de la ciudadana, carece de licencia social“.

Compartí la nota