Por el apagón del domingo, murieron miles de peces en el río Paraná

Por el apagón del domingo, murieron miles de peces en el río Paraná

Debido al apagón eléctrico del domingo, se cerraron las compuertas de la represa Yaciretá. Al volver el suministro eléctrico, las compuertas se abrieron generando la muerte de miles de peces en el río Paraná. Además, este incidente generó una baja en la altura del río en Corrientes, de aproximadamente 40 centímetros. La situación del caudal del río ya se normalizó.

El apagón generalizado del domingo que dejó sin energía a casi 50 millones de personas, tuvo efectos ambientales en la cuenca del Río Paraná. Allí, se paralizó la represa de Yaciretá, ubicada sobre el río que genera energía eléctrica. En el complejo hidroeléctrico, de administración compartida entre Paraguay y Argentina, se cerraron todas las compuertas, producto del apagón.

También te puede interesar: Defensores del ambiente se unen por el bosque nativo de Córdoba

Una vez rehabilitado el servicio eléctrico, se reabrieron las compuertas generando la muerte de miles de peces que llegaron a las costas correntinas del Paraná. Además, el cierre de las compuertas también produjo una bajada de la altura del río que osciló entre los 0,80 y 1 metro, entre 20 y 50 centímetros por debajo de lo normal.

El viceintendente de la localidad correntina de San Antonio de Apipé, Juan Dacunda en diálogo con El Litoral, indicó: “En lo personal desconozco el motivo por el cual bajó tanto el nivel del río y la rapidez con que lo hizo. Lo que sí podemos testificar quienes vivimos en la isla es que fue sorpresiva y abrupta (la bajante). En las fotos que se tomaron se puede ver como en zonas que siempre están con agua, ahora sólo se veía arena y pedregullo”.

Por su parte, respecto a la alta mortandad de peces, especialistas coinciden en que fue generada por el golpe inicial de la masa de agua al abrirse las compuertas y la sobreoxigenación que se produjo en ese momento. Desde el complejo hidroeléctrico no hubo una comunicación oficial sobre lo sucedido.

Si bien bajó el nivel del agua durante el incidente, actualmente ya se registran los caudales y altura habituales en el Río Paraná en la zona posterior a la represa.