Piden la renuncia del ministro de Educación de Córdoba

La legisladora Luciana Echevarría criticó a Walter Grahovac, luego de que se hicieran públicas denuncias respecto al estado de las escuelas provinciales en contexto de pandemia.

Legisladora del bloque Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST), Luciana Echevarría.

Ante el inminente regreso a clases presenciales, durante las última semanas se hizo foco en las condiciones edilicias de los centros educativos. Hubo muchos reclamos por la situación de la infraestructura.

Si bien, durante el 2020 las clases presenciales no tuvieron lugar, a raíz del aislamiento social preventivo y obligatorio dispuesto para prevenir el contagio de coronavirus, los problemas no se resolvieron.

Según el MST, fue uno de los años que menos se ejecutó la partida presupuestaria para infraestructura escolar y por ende las falencias estructurales continúan en algunos casos y en otros han empeorado. Solo se refaccionaron 25 escuelas, que representan apenas el 0,5% del total de establecimientos.

Un caso que menciona Echevarría es de la directora del IPEM 332, quien decidió renunciar a su cargo “por la falta de respuestas a los innumerables reclamos que han efectuado a raíz de las fallas edilicias”, la institución se llueve y hay riesgo de electrocución.

La legisladora del MST resaltó que desde la docencia denuncian, hace mucho, que la falta de inversión en infraestructura significa un riesgo permanente para los trabajadores de la educación y para nuestros estudiantes.

“En este caso el edificio tenía filtraciones y goteras desde el día en que fue inaugurado y para colmo tenía pérdidas de energía, por lo cual corrían peligro de electrocución los casi 400 estudiantes del establecimiento y los docentes”, contó la política.

Para la legisladora, esto muestra que los establecimientos no sólo se deterioran sino que desde un primer momento están mal construidos y es imposible educar así.

En un comunicado, enfatizó que estos problemas son el producto de una política deliberada de desfinanciamiento de la educación. Y denuncia que en los últimos 10 años hay mil millones de pesos que deberían haber ido a las escuelas pero que no se sabe dónde están.

“Esos 10 años el Ministro de Educación fue siempre Grahovac. Es él el que tiene que renunciar y no las directoras y docentes que con tanto esfuerzo sostienen la escuela pública”, dijo Echeverría.

En este contexto, informó que insistirá en la legislatura para que se trate el proyecto de Emergencia Edilicia y Sanitaria escolar que ponga en marcha un plan de inversión serio en las escuelas de toda la provincia.

Uno de los puntos de ese proyecto establece un presupuesto de $1.000.000.000 (mil millones de pesos) a la refacción y acondicionamiento de todos los establecimientos escolares.

Y ordena que se realice en el plazo máximo de dos meses un relevamiento de las condiciones edilicias y sanitarias de todos los establecimientos públicos escolares de la provincia.

“Grahovac se tiene que ir porque hace 14 años que es Ministro y es responsable del estado de esta escuela, que pone en riesgo la integridad de toda la comunidad educativa, y sobretodo, porque la situación se repite en miles de escuelas de toda la provincia”, reiteró la legisladora en sus redes sociales .

Compartí la nota