Para la OMS, no es necesario usar barbijo en la calle para prevenir el contagio de coronavirus

La Organización Mundial de la Salud (OMS), explicó que los barbijos no son necesarios como medida de protección contra el coronavirus en los espacios públicos, dado que el Covid-19 no se transmite por el aire, sino por gotitas de la tos o estornudos de una persona infectada.

El último reporte oficial del Ministerio de Salud confirmó 146 nuevos casos de COVID-19, con estos registros, suman 966 positivos en Argentina. Ante ese panomara, la información que circula en wassap o redes sociales, muchas veces provenientes de fuentes dudosas, generan malestar social. Por eso, informar a partir de los datos de organismos oficiales es indispensable, como es el caso de la OMS.

La compra de barbijos y alcohol en gel estalló desde que se confirmó el primer caso en el país, y se denunciaron faltas de stock.

En relación al párrafo anterior, la OMS concluyó en un informe publicado en las últimas horas que no es necesario el uso de mascarillas en la vía pública ya que el COVID-19 se transmite por gotitas de saliva proveniente de tos, estornudos o de la simple respiración de alguien que tiene el virus, pero no queda flotando en el aire.

Entonces ¿Cómo prevenir el contagio? La principal recomendación del organismo internacional es extremar la higiene frecuente de manos (tratar de no llevarse las manos a los ojos, nariz y boca), la limpieza y la desinfección ambiental. 

“La transmisión por gotitas se produce cuando una persona que se encuentra en estrecho contacto (menos de un metro) de otra que tiene síntomas respiratorios (como tos o estornudos) y entra así en riesgo de poner sus propias mucosas (boca y nariz) o sus ojos expuestos a sus gotitas respiratorias potencialmente infecciosas”, explica el documento.

Según la información publicada, el virus es “pesado”, por eso no se dispersa más allá de la distancia explicitada (un metro). Está característica genera que no quede flotando en el aire pero se deposita sobre las superficies duras, que una persona puede tocar y, así, trasladarlo.

×