Música electrónica: ¿El streaming llegó para quedarse?

Los recitales en vivo, la gente en el pogo, personas bailando al lado tuyo…por la pandemia se pausaron diversas expresiones y eventos culturales. La virtualidad nos acercó a los y las artistas pero….¿El streaming llegó para quedarse?

Crédito: Festival “Gisburne Park Pop Up”

Por Emi Urouro

El Resaltador quiso profundizar en la movida cultural, particularmente sobre la música electrónica, y para eso buscamos a Samuel López Luna, de Córdoba Beat.

“La música electrónica esta hecha, pensada y armada para escucharse principalmente en fiestas, esta es su mayor diferencia con el resto de las músicas que pueden escucharse en una casa o sentados en un bar”, comenzó el entrevistado.

Samuel agregó que este tipo de música existe para escucharse en un lugar determinado, donde haya una pista de baile, gente parada y en relación con otras personas. Los contextos de escucha y de disfrute del electro son distintos y tienen otras formas de consumo, por lo tanto, merece un análisis individual.

“En relación a la música electromecánica, pienso que los shows de streaming no llegaron para quedarse. Yo creo que lo pasó es que muchos DJs, productores de música y de eventos, se dieron cuenta de que tienen la tecnología a mano y que pueden aprovecharla mucho más, que pueden en un futuro ofrecer streaming pese a que haya fiestas”, comentó López.

Si bien, la retransmisión en directo presenta una nueva oferta cultural, el entrevistado resaltó que al tratarse de una música que se escucha y se disfruta en un contexto de fiesta y de relación con el artista, con la persona que tenés al lado, considera que nada va a poder suplantar eso.

Según registros previos de Samuel, artistas y productores de fiestas que ha entrevistado, le han comentado que van a realizar streaming porque es la forma que tienen de estar cerca del público, de recibir feedback, de presentar nueva música, de mover la marca.

Festival “Gisburne Park Pop Up”

“Lo están tomando como algo transitorio, como un momento especifico hasta que salga la vacuna y pueden hacerse fiestas como las conocíamos. No se va a poder remplazar nunca el sentido simbólico que tiene la fiesta, que es estar con amigos/as disfrutando”, resaltó Samu de Córdoba Beat.

¿Esperamos que los recitales sean como antes o solo habrá formatos con distancia social?

El virus comenzó en Asia, siguió por Europa y llegó a América Latina…en algunas partes del mundo están habilitando shows en vivo, por ejemplo, en Wuhan (China), ciudad donde todo inició, hace unas semana hubo una fiesta de espuma y música electrónica multitudinaria.

Samuel hizo un repaso de como se están dando estos eventos en Europa, que se encuentra en verano y permite fiestas al aire libre para reducir el nivel de contagios. Me comentó que cada país esta tomando medidas distintas de acuerdo a sus propios análisis.

Italia, por ejemplo, fue uno de los primeros en anunciar el regreso de las fiestas. A los días empezaron a circular videos de fiestas autorizadas, donde no se respetaba el distanciamiento social.

En ese país hubo medidas de prevención hiper laxas, como alcohol en gel y uso de barbijos, pero en las filmaciones pocas personas usaban cubrebocas. Las fiestas fueron habilitadas a principios de julio) y a principio de agosto, el ministro de salud tuvo que dar marcha atrás con esa decisión. Según estadísticas había subido el nivel de contagios de gente joven por la movida de la noche y estas aperturas.

España siguió la misma línea que Italia, según explicó López, los que más están pensando esto son los ingleses, el Gobierno está otorgando subsidios a clubes, espacios culturales, teatros, etc.

Hablemos de eventos con distanciamiento social o ¿No?

Si meternos de lleno en el debate si son fiestas o no, Samuel me resumió dos experiencias para seguir de cerca. La primera es la “Gisburne Park Pop Up”, que se realiza en Inglaterra. Es un evento festival donde hay cine, tocan DJs, se presentan orquestas, etc.

¿Cómo se distribuyen los lugares en tiempos de pandemia? En este caso, a través de ‘islas independientes’, de 2 y 5 o de 2 y de 4 personas. Las y los espectadores están sentados viendo el show digamos, con un acceso diferenciado por horario. Además, hay mozos que atienden para que no tengan que ir a las barras. Es un festival con una capacidad de hasta 500 personas.

La segunda experiencia, es el “Virgin Money Unity Arena”, en Newcastle, hacen un concepto similar al Gisburne Park Pop Up pero para 2500 personas. En este caso, ya se habla de un recital directamente, donde han tocado DJs.

¿Y los espacios, y la gente? Hay células independientes y valladas, con capacidad de 2, 4 y 6 personas. Tiene horarios diferenciados de entrada/ingreso escalonado, por ejemplo, si vos sacaste tales entradas para tales células del campo, entras de 4:30 a 17:00.

En este festival exigen el uso de barbijos para circular, ya sea hacia el baño o cuando una persona de la célula necesite salir a la barra. Esta movilidad esta completamente controlada.

En el mundo se habla de una nueva normalidad, y esto incluye la realización de eventos culturales, que deberán guiarse- hasta que exista una vacuna- por las normas de distanciamiento e higiene ya conocidas.

Crédito “Virgin Money Unity Arena”

¿En Córdoba se está planificando ese regreso cultural? “Hay cámaras nuevas de empresarios de la música y de la noche que están en reuniones con Cultura de la Municipalidad y con Cultura de la Provincia. Nos plantearon que hay buena predisposición pero no han marcado ni informado sobre un plan de acción, la cuestión es muy día a día, se evalúan opciones”, comentó Samu de Córdoba Beat.

En relación a la cita anterior, desde la Cámara de Espectáculos Públicos de Córdoba hicieron un pedido formal al Centro de Operaciones de Emergencia (COE). Ricardo Taier, presidente de la entidad, en diálogo con Canal 10, comentó que esperan poder reunirse esta semana con las autoridades correspondientes.

“Hemos pedido incorporar un número reducido de personas. Solicitamos que nos aprueben aproximadamente el 10 por ciento de la capacidad habilitada para cada local”, expresó Taier.

Al medio especializado en el movimiento de la música electrónica, quienes organizan las fiestas, les han comentado que siguen de cerca las experiencias que se están dando en Europa.

“Pero es tal el nivel de incertidumbre, que al igual que con el virus, no hay una receta, no hay un parámetro general para las fiestas. Cada país tomo medidas distintas por el coronavirus, porque pegó distinto en cada uno, entonces tampoco hay un parámetro, es de acuerdo a como se comportan las sociedades, que nivel de compromiso tienen, que nivel de educación, o de acatamiento a las reglas”, señaló el entrevistado.

Pero actualmente, el país atraviesa un momento complicado de la pandemia. Según las últimas cifras, el país contabiliza 565.446 casos positivos de coronavirus, y la cantidad de personas fallecidas es 11.667.

Por el momento, la cultura quedó relegada hasta que se solucione o pase la crisis sanitaria. Y eso incluye a las fiestas como las conocíamos, en general, pocas actividades serán como antes hasta que haya una vacuna.

“En Córdoba no se sabe como van a ser los shows pos pandemia, no se si serán con distanciamiento social, o si directamente se esperará una vacuna. Recientemente habilitaron los boliches para que funcionen como bares, para no dejar desamparadas a las personas que trabajan y viven de los eventos, pero no hay certezas de cuando se va a volver, no creo que sea corto plazo, menos sin vacuna. Sin vacuna todo es especulación, y evaluación diaria”, finalizó Samuel.

×