Los vecinos de Santa Ana se oponen a la insistencia de Cormecor

La Corporación Intercomunal para la Gestión Sustentable de los Residuos Sólidos Urbanos del Área Metropolitana de Córdoba (Cormecor) evalúa instalar un predio de enterramiento de basura en Villa Parque Santa Ana. Desde ya, los vecinos manifiestan su fuerte oposición.

Una vez más, el medio ambiente y la salud de los vecinos corre peligro: la empresa Cormecor quiere instalar otro predio de enterramiento de basura, en los alrededores de Villa Parque Santa Ana. Al respecto, los vecinos ya manifestaron su descontento y fuerte oposición frente al proyecto.

“De ninguna manera estamos dispuestos a tolerar este proyecto faraónico que no tiene una mirada ambientalista sobre el proyecto de la basura”, sentenció Beatriz Rodríguez, vecina de Santa Ana.

Este proyecto involucra en realidad una modificación sobre un documento ya rechazado el año pasado, por la Cámara Contencioso Administrativa de 1ª Nominación. Al respecto, Cormecor decidió apelar a la decisión de la Justicia y proponer cambios en dicho documento.

Te puede interesar: “Si no se abona la deuda, las farmacias dejarán de atender afiliados del Pami”

En primera instancia, el predio propuesto por Cormecor no respeta la distancia de 4 km de distancia que debe tener con el barrio más cercano. Esta disposición se basa en un estudio universitario, y además de no cumplirse, tampoco se respetan los estudios socioambientales.

En diálogo con La Voz del Interior, la abogada de los vecinos -Lorena Fernández Millacayen- sostiene que si se realizaran cambios en el proyecto, el estudio de impacto ambiental debería comenzarse de cero.

Cabe destacar que la recomendación de establecer una distancia de 4 km entre el predio de enterramiento y el radio urbano proviene del Instituto Superior de Estudios Ambientales (Isea) de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC).

Sin embargo, a pesar de la distancia recomendada por la UNC, la abogada de los vecinos afirmó que ellos “no quieren el enterramiento ahí”. Además, agregó que no sólo preocupa la falta de consulta sobre el proyecto, sino también ciertas “cuestiones técnicas de inundabilidad que no lo hacen viable”.

Por Carmela Laucirica

×