Los procesos judiciales de Memoria, Verdad y Justicia como “patrimonio histórico y cultural”

Desde la Legislatura cordobesa proponen un proyecto de Ley que designe a “las sentencias, expedientes y materiales fílmicos de las audiencias de los procesos judiciales de Memoria, Verdad y Justicia” como patrimonio histórico y cultural provincial.

Créditos: La Tinta

Hace algunas semanas, comenzaron a tratar un proyecto de ley basado en la Memoria, la Verdad y la Justicia en la Legislatura cordobesa. La iniciativa proviene desde las Comisiones de Derechos Humanos y Desarrollo Social y de Educación de la Legislatura de Córdoba.

Así, buscarán que “las sentencias, expedientes y materiales fílmicos de las audiencias de los procesos judiciales” sobre la última dictadura sean declarados patrimonio histórico y cultural de la provincia.

Actualmente, dichos documentos se encuentran a resguardo del Archivo Provincial de la Memoria. El mismo fue creado por Ley Provincial 9286, y está dentro de la órbita del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos. La iniciativa fue propuesta por la legisladora provincial Natalia de la Sota, y será considerada en el recinto durante la semana del 24 de marzo.

La iniciativa también cuenta con el apoyo de María Eleonora Cristina, directora del Archivo Provincial de la Memoria. También de integrantes de la Comisión Provincial de la Memoria y representantes de las distintas organizaciones que la componen.

Te puede interesar: Actividades por el Día de la Memoria en Córdoba

La Justicia local como ejemplo para el mundo

En una reunión de Comisiones, De la Sota ratificó que “en el espíritu de este proyecto de Ley está enaltecer y poner en valor estos procesos de juzgamiento. Que sucedieron en nuestra Provincia y que fueron ejemplo para el mundo”.

“Convertir en patrimonio cultural e histórico – explicó la legisladora –  tiene dos dimensiones. Por un lado, el cuidado físico y material de las sentencias, del material fílmico, de todo lo que generó este proceso y que queda. Y que el Estado debe resguardar y cuidar para que la transmisión a las futuras generaciones se garantice.”

“Pero hay otra dimensión inmaterial, intangible. Sumando al acervo cultural e histórico a estos procesos estamos reconociendo como Estado que son parte de nuestra identidad, que son parte de nuestra conciencia colectiva, que son parte nuestra, de los cordobeses”, explicó De la Sota.

Compartí la nota