Las Resaltadas

Llegamos de los barrios resistiendo

Pólvora y encierro, muerte y desalojo; olores, sentires y padecimientos de este casi medio siglo democrático. Los presupuestos para botas, armas y patrulleros jamás descienden. Los casos de gatillo fácil, tampoco. Por Julio Pereyra "Bronca y lucha colectiva", el caudal de estos 14 años y de estás 15 marchas, que año tras año se nutre […]

🕒  3 minutos de lectura

 | 

Pólvora y encierro, muerte y desalojo; olores, sentires y padecimientos de este casi medio siglo democrático. Los presupuestos para botas, armas y patrulleros jamás descienden. Los casos de gatillo fácil, tampoco.

Por Julio Pereyra

"Bronca y lucha colectiva", el caudal de estos 14 años y de estás 15 marchas, que año tras año se nutre de luchas colectivas, de rostros, historias. De memoria.

El amanecer de quienes jamás deseamos vivir en el cautiverio impuesto por códigos contravencionales comenzó en 2007 bajo la consigna: "¿Por qué tu gorra sí, y la mía no?". Tantas marchas después, y de nuevo, ¿Porque la mía no? ¿No gusta? ¿A quién no le gusta? Y, ¿Porque la persiguen? ¿Son los colores? ¿Es nuestra cultura? ¿Que no tiene nuestra cultura? Solo sé que a todas y a todos nosotros, nos sobran códigos. Posta. Los códigos que prohíben nuestras libertades, los que nos detienen por "resistencia a la autoridad", o incluso por "disturbios en la vía pública". Esperar un taxi, ¿es disturbio en la vía pública? ¡No! Pero ese fue el motivo por el que me demoraron 8 horas entre la comisaría 6° y 7° en 2015. Y todavía no explican ese "disturbio", apenas una simple sugerencia del poder judicial al poder ejecutivo, de revisar las prácticas de las fuerzas que jamás supieron controlar. Jamás posta, siquiera con las propias denuncias de uniformados que intentan correr un poco la alfombra para que se vea la basura que se esconde abajo, y también arriba.

Presente están Joaquín, José, Luis, Blas. Todos. Incluso Facundo, el rubio del pasaje, a sus casi 10 años de que lo desaparecieron. Luquitas González también, que en la previa a los primeros pasos desde Colón y Gral Paz, nos anoticiaban de su fallecimiento luego de dos disparos que le dió la policía que le quitaron la vida.

Así llegamos, con todo eso atragantado en la militancia de quienes militamos, y el la indiferencia de quieeeennn… bronca loco, bronca. Pero me guardo esa esencia que nos encuentra año tras año renovandonos las convicciones. Esa esencia colectiva y combativa que contagia y motiva en esta lucha ante un estado policial.

Ayer volvimos a gritar: ¡Control Popular a las Fuerzas de Seguridad!

Enterate acá
Enterate acá

Relacionado

Enterate acá

Más de lo último