Las mujeres que más aportan a la economía no reciben dinero

La Dirección Nacional de Economía, Igualdad y Género, presentó el informe “Los cuidados, un sector económico estratégico. Medición del aporte del Trabajo doméstico y de cuidados no remunerado al Producto Interno Bruto”.

Por Emi Urouro

El organismo a cargo de Mercedes D’Alessandro, reveló que el Trabajo Doméstico y de Cuidados No Remunerado (TDCNR) representa un 15,9% del PBI y es el sector de mayor aporte en toda la economía, seguido por la industria (13,2%) y el comercio (13%).

¿Qué descubrieron al analizar estás tareas no remuneradas por género? El trabajo registró que el 75,7% de las tareas son realizadas por mujeres -es decir, más de las tres cuartas partes.

En relación al párrafo anterior, traducido en términos de valorización monetaria, las mujeres aportarían $3.027.433 millones (75,7%) a la economía, mientras que los varones $973.613 millones (24,3%).

“Es decir, las mujeres aportan 3 veces más al PBI en el sector con mayor relevancia y más invisibilizado de toda la economía nacional”, resalta el estudio.

Desde la DNEIyG señalaron que las mujeres dedican diariamente 96 millones de horas a las tareas domésticas y de cuidados sin recibir ningún pago a cambio “pero con un gran costo en términos de tiempo”, afirmó D’Alessandro.

La distribución de estas tareas es claramente desigual: 9 de cada 10 mujeres se ocupan del trabajo doméstico y de cuidados no remunerado, lo que significan en promedio 6,4 horas diarias. Es decir, dedican tres veces más tiempo que los varones.

“Esta distribución asimétrica contribuye a explicar que su participación en el mercado laboral sea más baja que la de los varones. También incide en que tengan trabajos más precarios, que implican a su vez una mayor desprotección social, por ejemplo no tener acceso a una obra social y, en un futuro, tener una mayor dificultad para acceder a una jubilación por no tener aportes”, profundiza el informe.

“En total, se calcula que se trata de un aporte de $ 4.001.047 millones de pesos, valor que resulta de monetizar la gran cantidad de tareas domésticas que se realizan en todos los hogares, todos los días. Por caso, para tener dimensión de los que esto significa, Industria aporta $3.324.163 millones al PBI, y Comercio, $3.267.584 millones”, puntualizó el documento.

¿Hubo modificaciones de estas cifras durante la pandemia? esta situación, que refleja la desigual distribución de tareas no remuneradas, se agravó con la situación sanitaria provocada por el coronavirus.

La DNEIyG destacó que mientras muchos sectores productivos presentaron caídas en su nivel de actividad, el trabajo de cuidados aumentó su nivel al 21,8% del PIB.

Siguiendo el punto anterior, las TDCNR muestran un aumento de 5,9 puntos porcentuales con respecto a la medición “sin pandemia”.

El cierre de establecimientos educativos y espacios de cuidado visibilizó esa enorme carga de tareas que recae de manera desigual sobre las mujeres, y evidenció la necesidad de reconocer ese trabajo y pensar políticas públicas para contrarrestar la situación.

“Tratar al TDCNR como un sector que produce bienes y servicios fundamentales para la actividad social, económica y productiva es un paso necesario para valorizar estas tareas, redistribuir su carga, fortalecer su infraestructura y garantizar que se realice de manera tal que contribuya a mejorar la calidad de vida”, concluye el informe.

×