Las Jarillas: vecinos y vecinas reclaman la provisión de agua potable

Reunidos el pasado domingo, habitantes de Las Jarillas reclamaron el correcto funcionamiento de la planta potabilizadora en la localidad.

En enero pasado se inauguró en Villa Las Jarillas obra de provisión de agua potable que debía garantizar el suministro a los habitantes de esta localidad en el departamento de Punilla.

Allí, estuvo presente la intendenta Municipal Patricia Cicerone, acompañada en la ocasión por Pablo Wierzbicki de la Administración Provincial de Recursos Hídricos y la legisladora provincial Mariana Caserio, entre otros.

Resultado de imagen para las jarillas san antonio planta potable

Te puede interesar: En Córdoba, confirmaron la presencia de algas en agua para consumo.

No obstante, para los vecinos y vecinas de Las Jarillas la situación no prosperó como estaba previsto. El domingo pasado, 22 de septiembre, un nutrido grupo de habitantes de la zona se reunieron para manifestar sus reclamos.

Según informaron mediante un comunicado, el reclamo común fue “la puesta en funcionamiento de la planta de tratamiento y distribución de agua extraída de un pozo adyacente al arroyo Las Jarillas“, que fue inaugurada por la Provincia “sin que hasta el momento haya suministrado gota alguna de agua a los vecinos“.

Lo que sucede, contaron los vecinos, es que la planta funciona para eliminar el “material grueso” mediante decantación y para el tratamiento bacteriológico. Sin embargo “no atiende a otros parámetros exigibles para ser considerada agua potable“.

La urgencia, en parte, es que el cauce del arroyo Las Jarillas contiene residuos de actividades tales como la agropecuaria y la minera, con las consecuencias que éstos pueden provocar sobre la salud de los vecinos.

Por esta razón, el funcionamiento de la planta debe garantizar con precisión que se eliminen estos contaminantes para que el agua realmente sea apta para consumo humano. La agrupación vecinal decidió comenzar una serie de acciones y reclamos para solucionar esta problemática.

Compartí la nota