“Las cifras de muertos en Suecia son terribles”

Anders Tegnell, jefe epidemiólogo de la Agencia de Salud Pública de Suecia, calificó como espantosa y evitable la cantidad de muertos por Covid-19 que hubo en el país.

Anders Tegnell, jefe epidemiólogo de la Agencia de Salud Pública de Suecia. EFE

Vale recordar que fue una de los pocas regiones del mundo que no decretó cuarentena estricta, medida usada para contener la propagación del virus. En cambio, apeló a un plan de restricciones según la edad de las personas, con foco en aquellas catalogadas como adultas.

El gobierno optó por hacer muchas recomendaciones a su población y sólo algunas prohibiciones. En ese marco, escuelas, bares y restaurantes continuaron abiertos, aunque con restricciones.

Dinamarca, Noruega y Finlandia han cerrado sus fronteras con Suecia. Este país escandinavo presenta una tasa de fallecidos que quintuplica a los Estados vecinos, que en su momento tomaron medidas estrictas de confinamiento. Según los últimos datos, contabiliza 5.161 muertos en el país escandinavo y 60.837 personas infectadas por coronavirus.

Las cifras de muertos en Suecia son terribles y deberían poder haberse evitado. Eso ha sido lo peor de la pandemia y la pregunta me sigue carcomiendo: ¿qué más podíamos haber hecho?“, dijo Tegnell, en dialogo con la radio pública sueca.

A pesar de haber enfocado su plan de restricciones al grupo de edad adulta, se estima que más del 90% de los muertos son mayores de 70 años. De esa cifra, la mitad de esas personas vivían en asilos y un cuarto fueron atendidas en sus hogares.

“Creímos que nuestra sociedad segregada por edad evitaría una situación como la de Italia, donde varias generaciones viven a menudo juntas. Pero se demostró que estábamos muy equivocados. La cifra de muertos subió de forma dramática”, enfantizó el jefe epidemiólogo de la Agencia de Salud Pública de Suecia.

El epidemiólogo remarcó que el virus es impredecible, característica que dificulta saber qué métodos tienen mejor efecto para su contención. A pesar de la las cifras de víctimas fatales, sostuvo que el aislamiento social puede traer consecuencias negativas para la salud a medio y largo plazo.

“Creo que aún no tenemos una buena respuesta a qué podíamos haber hecho. Hay diferencias claras entre países, cómo se registran los muertos, porcentaje de población anciana, cómo organizamos los servicios geriátricos. Sacar conclusiones ahora puede llevar a muchas respuestas erróneas”, expresó el funcionario sueco.

Fuente: Página12

×