Las Resaltadas

La vivienda propia en Villa Dolores: sueño lejano para las mayorías

Casi como un chiste se escucha la frase: mis viejos a mi edad ya tenían casa propia y auto. Yo no sé como comprar [inserte aquí cualquier cosa de precio módico]. Toda broma tiene un componente de realidad, y en este caso tampoco es la excepción, el acceso a la vivienda propia cada vez parece […]

🕒  5 minutos de lectura

 | 

Casi como un chiste se escucha la frase: mis viejos a mi edad ya tenían casa propia y auto. Yo no sé como comprar [inserte aquí cualquier cosa de precio módico]. Toda broma tiene un componente de realidad, y en este caso tampoco es la excepción, el acceso a la vivienda propia cada vez parece relegarse más para la clase media, y ni que hablar para las clases populares.

Por José Feliciano Fisichella

En una nota anterior expusimos la situación que vive Traslasierra en diversas áreas socioeconómicas y en esta columna la idea es exponer como es la situación del acceso vivienda propia en Villa Dolores, la principal ciudad de la región. Por supuesto, el acceso a la tierra y la vivienda es un problema general en nuestro país, pero toma particularidades propias según la región de la que se trate, así es el caso de Villa Dolores.

ACTIVIDAD ECONÓMICA

La actividad económica principal de la región es indicativa de la posibilidad de los agentes de introducirse dentro del mercado inmobiliario, por eso se hace importante repasar cuál es la principal actividad productiva en Villa Dolores.

Como bien sabemos Córdoba se presenta como una provincia con un fuerte componente agrícola, de hecho varias de las propuestas de los principales partidos apuntan a bajar las retenciones, ya que según su visión se podrá recaudar más. Pero lo cierto es que no toda la provincia es así, de los 26 departamentos, cuatro tienen la mayor participación en sus ingresos por el comercio y dos por la construcción. El resto sí, es agrícola y ganadero; aunque quedaría para otro análisis de como se distribuye esa riqueza…

El departamento capital es fuerte en el sector comercio. Claro, sería complicado pensar que la mayor urbanización de la provincia y la segunda a nivel país fuese agrícola. Lo cierto es que en capital nos encontramos con grandes inmobiliarias y oficinas de enormes emprendimientos.

Pero en Villa Dolores la situación es radicalmente diferente, ya que el comercio es movilizado por pequeños contribuyentes (monotributistas) y algunos menos que se encuentran dentro del régimen general. Entonces: no todo el comercio es igual y genera los mismos ingresos.

Para que tomemos un poco la dimensión: tenemos en total 11 categorías de monotributistas que van de la A hasta la K según el nivel de facturación en bruto, es decir sin considerar los gastos que se presenten; es importante aclarar esto porque no todo lo facturado es ganancia. Un monotributista de la categoría E podría estar facturando mensualmente algo así de $116.000, claro, pero no todo eso es ganancia.

Por otro lado si analizamos el bajo porcentaje de gente que posee cobertura de salud en el departamento San Javier (menos del 50%), del cual Villa Dolores cabecera, arribamos a la conclusión de que la mayoría se encuentra en el sector informal. Claro, cualquier dolorense podrá decir, sin temer faltar a la verdad, que han proliferado las ventas ambulantes de comida. Situación que hasta es reconocida por las áreas de bromatología local.

Para tener una referencia una docente de nivel primario ,con 10 años de antigüedad y dos hijos ganaría algo de $63.000 (sumando el incentivo docente) ya que el salario de provincia es de aproximadamente $60.000.

¿CUANTO CUESTA VIVIR EN CÓRDOBA?

Por supuesto, no todo es ganancia para viviendas en el mundo, primero tenemos que pagar
impuestos, servicios, comida, etc etc.

En la provincia un familia tipo: pareja de 35 años de edad con dos hijos/as en edad escolar necesitó,
en septiembre de 2021 $112.243 para no ser pobre. Dentro del componente tenemos la Canasta
Alimentaria Mínima que es de $37.619 y de $74.624 para otros gastos básicos
. Si a esto le sumamos que la perdida salarial media en los últimos 71 meses es de aproximadamente un 30% la situación se vuelve todavía más compleja.

Por lo que si analizamos los ingreso promedios, en conjunto con la informalidad laboral, podríamos afirmar que el sueño de la casa propia es claramente reemplazado por llegar a fin de mes.

SOBRE LA SITUACIÓN ACTUAL DE LAS VIVIENDAS Y SU ACCESO

Si tomamos los últimos datos disponibles en la región arribamos que los hogares con una NBI (Necesidad básica insatisfecha) en el departamento San Javier era del 10,1%, cuando la media provincial era del 6%, nos damos cuenta que tampoco vamos muy bien en este aspecto.

Según palabras de la Intendente de Villa Dolores, Gloria Pereyra, el año pasado un relevamiento propio del municipio daba cuenta de un déficit de cerca de 5.000 viviendas. El numero parece algo elevado, aunque no lejos de ser verdad cuando se analiza el crecimiento urbanístico y la ausencia de planes de viviendas populares desde hace bastante tiempo.

Otro indicio de la situación habitacional de Villa Dolores lo encontramos cuando el Gobierno Provincial entrego 109 créditos Vida Digna y 136 Plan Mejor Hogar en el año 2016. Ambos destinados a mejorar la situación de hogares que no pueden acceder a créditos regulares en el mercado.

¿PERO CUANTO CUESTA COMPRAR UNA VIVIENDA EN VILLA DOLORES?

Vamos con lo barato, con eso alcanza y sobra para mostrar que lejos están los dolorenses de acceder a la casa propia, vamos con un ejemplo de una casa en los clasificados web:

  • Propiedad de más de 30 años.
  • Cocina comedor.
  • Galería.
  • Dos dormitorios.
  • Patio pequeño.
  • Construida con ladrillo, bloque y techo de loza.
  • 170 m².

Su precio en dolares es de 24.830. Lo que traducido en pesos a un valor del dólar a $189 nos daría un total de $4.692.870. Lo que daría algo así de 74 sueldos de una docente diez años de antigüedad. Mejor no seguir haciendo números.

ALGUNAS CLAVES DE OPTIMISMO

El primer caso lo tuvimos con la experiencia del Barrio Docente que se conformó entre finales de los 90’ y principios de los 2.000. Fue gracias a la conformación de una cooperativa de viviendas, donde la mayoría de los integrantes eran docentes. En total se lograron construir 100 viviendas, y pasando por tiempos complejos.

Otros elementos que marcan una senda son los lotes que se encuentra realizando la Municipalidad de Villa Dolores, y por supuesto, un convenio firmado con el Gobierno Nacional para que 40 familias de la ciudad puedan acceder a su vivienda.

Alguien con buen criterio me podrá decir: “pero seguimos lejos de mejorar la situación”. Y sí, tiene razón; pero algo tenemos en claro: el camino es exigiendo el derecho a una vivienda digna y mediante la organización colectiva.

Emilia Urouro

Encargada de la redacción de las notas y de generar contenido para las diferentes plataformas del Resaltador. Feminista, popular y nacional.
Ver más notas
Enterate acá
Enterate acá

Relacionado

Enterate acá

Más de lo último