La pandemia no redujo el avance del efecto invernadero

Según un informe de la Organización Meteorológica Mundial, el impacto de las emisiones de 2019 repercutieron en gran medida este año. La baja de la actividad industrial tuvo saldos poco significativos en la atmósfera.

La pandemia produjo un retroceso de la actividad industrial en todo el mundo. Las formas de producir debieron cesar, transformarse o adaptarse a las nuevas normativas globales pero esto no significó un contrarresto de los niveles de gases de efecto invernadero que generamos.

Las concentraciones de dióxido de carbono siguieron aumentando durante 2020 en todo el mundo, así lo informó la Organización Meteorológica Mundial (OMM) que depende de las Naciones Unidas.

“La ralentización industrial debido a la pandemia de Covid-19 no ha contrarrestado los niveles sin precedentes de gases de efecto invernadero que atrapan el calor en la atmósfera, provocan la subida de las temperaturas y exacerban las condiciones meteorológicas extremas, la fusión de los hielos, el aumento del nivel del mar y la acidificación de los océanos”.

Organización Meteorológica Mundial (OMM)

El motivo sería el resultado de años sobrepasando el umbral de emisiones estipuladas por año. La concentración de dióxido de carbono CO2 en la atmósfera aumentó a cifras elevadas en 2019 repercutiendo en 2020.

El informe destaca que el año pasado, la emisión de CO2 superó las 410 partes por millón, mientras que en lo que va del año se estima que las emisiones bajaron un 17%. Sin embargo, el dato no sería suficiente para generar un verdadero cambio.

Te puede interesar: Juntan firmas para detener la exploración sísmica en el Mar Argentino

La investigación explica que existe “una disminución de las emisiones anuales mundiales de entre el 4,2 y el 7,5 %”. Las cifras, a escala mundial, no permitirían una reducción de “la concentración de CO2 atmosférico”.

“El dióxido de carbono permanece en la atmósfera durante siglos y aún más tiempo en los océanos. La última vez que se registró en la Tierra una concentración de CO2 comparable fue hace entre tres y cinco millones de años. La temperatura era entonces de 2 a 3 °C más cálida y el nivel del mar entre 10 y 20 metros superior al actual, pero no había 7.700 millones de habitantes”.

Petteri Taalas, profesor y Secretario General de la OMM

La OMM explica que “la reducción en las emisiones debida a las medidas de confinamiento no es más que una minúscula irregularidad en el gráfico a largo plazo”.

Estamos hablando de emisiones que datan desde hace siglos, desde la época preindustrial. La entidad resalta que “cuando estas emisiones se acerquen a cero se podrá notar un verdadero cambio en los agentes que causan el efecto invernadero”.

Fuente: OMM/Télam.