La Casa de las Mujeres y Disidencias cumple un año

La violencia de género es una problemática que atraviesa a toda la sociedad, a todos los barrios, a todos los sectores, por eso, es importante que existan espacios seguros y de contención para quienes atraviesas situaciones de violencia machista.

Por Emi Urouro

Hoy se conmemora el primer aniversario de la Casa de las Mujeres y Disidencias, en barrio Yapeyú. Es un espacio de acompañamiento y contención para vecinas que sufren distintos tipos de violencia de género, sostenido por las propias mujeres y disidencias del barrio.

El Resaltado habló con Susana Záccaro, del Frente de Géneros Córdoba, por ser parte de este ámbito de sororidad que cumple un año de existencia. Lo primero que resaltó es que es un trabajo comunitario.

“Empezamos hace cinco años cuando eramos unas cuantas vecinas, comenzamos a tejer redes de mujeres, nos empoderamos y nos fuimos acompañando para a salir de un montón de situaciones que nos atravesaban, ya que siempre nos sentíamos solas y excluidas” , contó la entrevistada.

El objetivo que tiene la Casa de las Mujeres y Disidencias, es poder acompañar a las vecinas y disidencias que atraviesan cualquier tipo de violencia. Desde este espacio trabajan con seis ejes: Trabajo, Salud, Diversidad, Derechos Humanos,Recreación y Educación.

Para cada eje, tienen como idea principal realizar talleres, formación y acompañamiento. Susana comentó que brindan contención cuando hay una situación de violencia en el barrio.

Por la pandemia tuvieron que reinvertarse y buscar estrategias para poder seguir sosteniendo a las vecinas que atraviesan esa situación, mediante el teléfono, es decir, desde lo virtual.

En este contexto, a través de las estas formas digitales de comunicación, coordinan, por ejemplo, para acompañar a quien quiera hacer una denuncia.

“Nuestra casa estuvo cerrada un tiempo, para cuidar de nuestra salud, pero nunca dejamos de trabajar, lo hacíamos a puertas cerradas desde nuestras casas y donde estaba la urgencia, ahí estábamos las vecinas”, expresó Susana.

También cubren el comedor, el merendero, es decir, todos los sectores alimentarios, porque saben que la pandemia recrudeció aún más las necesidades, las violencias que viven en los barrios.

“La importancia de que existan estos tipos de espacios en los barrios es inmensa, sabemos, por experiencia propia, que donde no llega el Estado, donde no llegan las políticas públicas, es necesario que nosotras las mujeres y las disidencias nos reorganicemos, nos encontremos y vayamos haciendo este trabajo”, dijo Záccaro.

El trabajo no es fácil, resaltó Susana. Me dije que les cuesta mucho porque a veces hace mal, las bajonea, pero saben que es la forma que tienen para enfrentar estas situaciones de violencia.

¿Qué te gustaría destacar de este primer aniversario? “Como fuimos creciendo en la llegada de las vecinas, que a lo mejor nunca antes habían podido acercarse a un espacio así y ahora encontraron un lugarcito. También las referencias barriales que se han ido formado, poder trabajar y abordar las violencias y problemáticas que tenemos. Nosotras trabajamos por todas y para todas“.

La Casa de las Mujeres y Disidencias es impulsada por la Poderosa, una organización social apartidaria y comunitaria, que cuenta con 114 asambleas villeras en toda la Argentina, para transformar la realidad de los barrios.

Su trabajo es clave, porque el Estado muchas veces no llega al barrio. Aún así, la falta de respuesta gubernamental no es impedimento para que estas mujeres actúen.

“Vamos a seguir luchando por nuestro reconocimiento, porque somos trabajadoras esenciales y para que podamos sentarnos con el Estado a discutir las necesidades que tenemos, las urgencias que hay en los barrios”, agregó la entrevistada.

Susana fue clara, es necesario que se repliquen estos espacios en todos los barrios, en todas las provincias, en todos los lugares donde las mujeres empobrecidas son históricamente olvidadas: “ahí tiene que florecer una casa o una red de mujeres que trabajen desde lo comunitario hasta que se puedan llegar a sentar con Estado para articular y que den respuestas”.

Esta cooperativa saluda y celebra el primer aniversario de este espacio que levantamos la bandera del Feminismo Villero.

×