Human Rights: sin aborto legal peligra la vida y salud de las mujeres

Ayer, se hizo público un informe de la organización internacional que analiza cuáles son los obstáculos que miles de mujeres, niñas y cuerpos gestantes deben atravesar para acceder a un aborto legal, a dos años del rechazo del Senado.

Por Emi Urouro

Desde Human Rigths (HRW), organismo defensor de derechos humanos, solicitaron al Congreso de Argentina que apruebe el proyecto de ley para despenalizar y legalizar el aborto que el presidente Alberto Fernández se comprometió a acompañar.

“En Argentina, la criminalización del aborto genera múltiples barreras para que las mujeres accedan al aborto legal, poniendo en riesgo su vida y su salud. Para proteger los derechos de las mujeres, Argentina debe legalizar el aborto”, escribió en su cuenta de twitter José Miguel Vivanco, director para las Américas de HRW.

El informe, titulado “Es hora de saldar una deuda: El costo humano de las barreras al aborto legal en Argentina”, analiza las consecuencias del rechazo del proyecto de ley que habría despenalizado completamente el aborto en las primeras 14 semanas de embarazo, y recopiló testimonios de las protagonistas de estas situaciones. 

¿Cuáles son estos obstáculos para acceder al aborto legal y a la atención médica post aborto? Por ejemplo, límites arbitrarios basados en la edad gestacional, la falta de accesibilidad y disponibilidad de métodos abortivos y el temor a la persecución penal, así como la estigmatización y el maltrato por parte de profesionales de la salud. 

Aborto no punible…pero con muchos barreras.

En el país se aplica desde hace casi un siglo un “modelo de causales” establecido en el artículo 86 del Código Penal de 1921, que criminaliza el aborto en casi todos los supuestos, salvo en casos de violación o cuando la vida o la salud de la mujer está en riesgo.

El documento, recuerda que en todos los demás casos, el aborto es ilegal y punible con hasta 15 años de cárcel. Es más, la pena para quienes tengan abortos autoinducidos o den su consentimiento a esta práctica es de hasta cuatro años de cárcel.

Ante este panorama, HRW documentó casos de mujeres y niñas que se encontraban previstas dentro de las “causales” legales pero aun así tuvieron que atravesar una serie obstáculos.

Las barreras registradas por el informe fueron falta de información pública sobre el alcance de las causales para acceder al aborto legal; centros de salud que imponen restricciones o tiempos de espera arbitrarios; profesionales de la salud que ilegalmente exigen la presentación de denuncias policiales u órdenes judiciales para dar curso al aborto en casos de violación.

Además, registraron testimonios sobre la falta de acceso a métodos seguros de aborto; la falta de centros de salud cercanos que brinden servicios de aborto; y la invocación de la objeción de conciencia por los profesionales de la salud también ha generado graves dificultades o demoras.

El informe señaló que mujeres, profesionales de la salud y activistas son estigmatizadas y temen a las consecuencias legales. Por ejemplo, ciertas acciones penales, disuaden a personas gestantes de intentar obtener abortos legales y a los profesionales de practicarlos, incluso cuando el caso se encuentra dentro del artículo 86 del Código Penal.

“Asimismo, mujeres y niñas enfrentaron abusos y maltratos, incluyendo actos crueles y humillantes, por parte de profesionales de la salud, así como situaciones en que les negaron el acceso a servicios de salud después de un aborto o violaron la confidencialidad médica en centros de salud”, indica HRW.

¿Qué factores afectan el acceso al aborto legal y a la atención post aborto? El trabajo fue conciso: depende, en gran medida, de dónde vive la persona gestante y de su situación socioeconómica.

Datos para tener en cuenta

En 2018, el Ministerio de Salud de la Nación reportó 35 muertes causadas por abortos, las cuales representan 13 % de las muertes maternas. Es decir, los abortos inseguros pueden causar problemas de salud a corto y largo plazo, e incluso la muerte.

Este trabajo señaló que 39.025 mujeres y niñas ingresaron en hospitales por complicaciones de salud relacionadas con abortos en 2016, de esa cifra, el 16 % tenían entre 10 y 19 años.

El informe explica que un estudio ha estimado que se practican entre 371.965 y 522.000 abortos cada año en Argentina: “Esta estimación no determina de manera específica cuántos abortos son inseguros o son realizados por fuera del modelo de causales vigente”.

Es importante resaltar que la OMS señala que la mayor parte de las muertes maternas podrían ser prevenidas a través de “la educación sexual, el uso de métodos anticonceptivos eficaces, la práctica de abortos legales y seguros y la atención oportuna de las complicaciones derivadas del aborto”.

La despenalización del aborto es una deuda pendiente en la Argentina.

Para HRW, Argentina debe despenalizar el aborto en todas las circunstancias y regularlo de un modo que respete plenamente la autonomía de las personas gestantes.

“Cuando el aborto es ilegal o inaccesible, se ponen en riesgo derechos humanos internacionales fundamentales, como los derechos a la vida; a la salud; a no sufrir trato cruel, inhumano o degradante; a no ser discriminado; a la igualdad; a la privacidad; a la información y a decidir sobre el número de hijos y el intervalo entre los nacimientos”, resalta el informe.

×