Hace 6 años Estela de Carlotto encontró a su nieto

La última dictadura militar dejo 30.000 desaparecidos y desaparecidas, y miles de bebés fueron robados y entregados a otras personas. Surgieron grupos inmensos y valientes: Madres de Plaza de Mayo y Abuelas de Plaza de Mayo.

Hoy se cumplen seis años del día en que Estela de Carlotto, presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, encontró a su nieto Ingnacio Montoya Carlotto. Pasaron 35 años hasta que pudo concretarse ese anhelado abrazo.

Para ser precisa, el 5 de agosto del año 2014 la activista vio por primera vez al hijo de Laura Carlotto y Walmir Oscar Montoya, desaparecidos por el gobierno militar.

¿Cómo se dio este hecho histórico en la lucha por la verdad, memoria y justicia?Según informaron, en junio de 2014, Ignacio Hurban, quien ahora tiene 42 años, envió un email a las Abuelas de Plaza de Mayo con su duda de identidad.

A las semanas se presentó en la sede de la institución, Guido, como le dicen sus afectos, sabía que los que consideraba sus padres biológicos no lo eran, y sospechaba que podía ser hijo de desaparecidos.

Ante esa información, fue derivado a la Comisión Nacional por el Derecho a la Identidad (Conadi). Allí, una muestra de su sangre se cruzó con las muestras del Banco Nacional de Datos Genéticos.

Entonces, el 5 de agosto de 2014 se presentaron los resultados del análisis, fue cuando se enteró quienes eran sus verdaderos, y él se convirtió en el nieto 114 recuperado.

La presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo halló a quien tanto buscaba, a su nieto, al hijo de Laura. Ignacio recuperó su identidad y se puso los apellidos Montoya Carlotto.

×