Greenpeace alerta por el desmonte en el Chaco

La ONG internacional está recolectando firmas para que los desmontes en la provincia del Chaco se frenen, ya que dicha práctica trae como consecuencia inundaciones en el territorio. El petitorio tiene como objetivo llegar a las autoridades del gobierno provincial.

Inundaciones en el Chaco. Fotografía de Greenpeace Argentina

Greenpeace alerta sobre la situación chaqueña. “Lo que advertimos hace más un mes ya es una triste realidad, las lluvias no paran y las inundaciones coinciden con las zonas más deforestadas de Chaco en los últimos 40 años”, explicaron vía twitter.

La organización ambientalista recorrió, por aire y tierra, zonas de la provincia afectadas por las inundaciones y confirmaron lo que ya venían anunciando: el suelo no resiste más agua, está completamente saturado, impermeabilizado por los monocultivos.

“La deforestación acelera el cambio climático y nos vuelve más vulnerables al aumento e intensidad de las precipitaciones”, enfatiza el posteo donde piden a todos y todas que firmen el petitorio.

Greenpeace Argentina, sostiene que Chaco es la provincia argentina que sufrió más destrucción de bosques en los últimos cuatro años, perdió más de 130.000 hectáreas.

La ONG, explica que deforestación y los sectores Agricultura, Ganadería y otros usos de la tierra representan el 39% de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI). Y resaltan que los bosques actúan como una esponja natural que absorbe el agua de las lluvias.

Greenpeace acudió a un informe del INTA para apoyar su reclamo. Según en estudio del organismo una hectárea con bosque en buen estado de conservación puede absorber en una hora hasta 300 milímetros de lluvia, mientras que una con pasturas 100 milímetros, y una con soja tan sólo 30 milímetros.

“Necesitamos tu ayuda para frenar las topadoras. Firmá y pedile a Capitanich que se haga cargo: http://dc.mk//90Or4yyCCUcm “, solicitan desde la organización ambientalista.

×