Fundeps reclama a la Municipalidad de Córdoba por el cumplimiento del plan de mitigación de Bajo Grande

Fundeps reclama a la Municipalidad de Córdoba por el cumplimiento del plan de mitigación de Bajo Grande

La organización Fundeps que trabaja para la incidencia de las políticas públicas en la población, reclamó a la Municipalidad de Córdoba el cumplimiento del plan de mitigación estipulado sobre la planta de tratamiento de líquidos cloacales de Bajo Grande. Denuncian que no se están llevando a cabo las acciones correspondientes y que los vecinos de barrios aledaños continúan sufriendo la contaminación de agua, aire y suelo.

Desde hace varios años, la planta de Bajo Grande tiene problemas en su funcionamiento ya que no puede tratar todos los líquidos cloacales que allí llegan, debido a que tiene su capacidad superada. Por este motivo, vecinos de barrios aledaños e incluso empleados de la planta denunciaron que se desechaban líquidos cloacales al río Suquía sin tratamiento generando contaminación ambiental en agua, aire y suelo.

Por este motivo, la Municipalidad de Córdoba a cargo de Ramón Mestre prometió llevar adelante un plan de mitigación que contemplaba distintas acciones para disminuir el impacto ambiental que genera la planta de Bajo Grande. Desde la organización Fundeps que trabaja para que las políticas públicas respeten los derechos humanos, denuncian que no se está desarrollando el plan de mitigación.

Mirá nuestro informe anterior sobre la problemática: La planta de Bajo Grande envuelta en polémicas por su funcionamiento

En un comunicado, indican que junto a la asociación civil Las Omas y vecinas de los barrios Chacras de la Merced, Villa La Merced, Ciudad Mi Esperanza y Parque 9 de Julio, presentaron un reclamo contra el intendente Mestre por este motivo.

Manifiestan que, producto del incumplimiento del plan de mitigación, “vecinos y vecinas deben enfrentarse cada día a una infinidad de problemas, siendo los más graves, aquellos relacionados con la salud (enfermedades dérmicas, respiratorias y gastrointestinales)”. Agregan que “de igual manera, el ambiente viciado por el olor del agua cloacal volcada en crudo, dificulta más la vida en ese lugar”.

En el comunicado, recuerdan que el plan que se proetió llevar a cabo incluía:

  1. a) Actualización del relevamiento socio económico de la población afectada aguas abajo de la planta;
  2. b) Actualización del relevamiento del estado sanitario de la población;
  3. c) Distribución de agua potable segura para diferentes usos en zonas donde no es posible la provisión por red;
  4. d) Cordón sanitario preventivo;
  5. e) Gestión de los efluentes de la E.D.A.R. Bajo Grande;
  6. e) Plan de monitoreo del recurso;
  7. f) Campaña de sensibilización.

 

Luego de describir cuáles de las acciones no se llevan a cabo, desde Fundeps afirman que “El municipio tiene una deuda pendiente con la población de este sector de la ciudad, y por ello reclamamos por una solución definitiva a la contaminación del Río Suquía y especialmente por la garantía de los derechos de aquellos que han sido afectados”.

Por El Resaltador