Funcionarios de la dictadura en el pasado, posibles profesores eméritos en el presente

El próximo 15 de diciembre, el Consejo Superior de la Universidad Nacional de Córdoba decidirá si distingue a José Palazzo y Jorge Edmundo Barbará como profesores eméritos de la UNC. Ambos registran cargos políticos durante la última dictadura.

Fuente: Cba24n.com.ar

En menos de dos semanas, el Consejo Superior de la Universidad Nacional de Córdoba tendrá su última sesión del año. Allí, deberá decidir si distingue como “Profesores Eméritos” a dos docentes que tuvieron cargos políticos durante la última dictadura. Se trata de José Palazzo (padre del productor musical) y Jorge Edmundo Barbará.

Si bien la decisión proviene del Consejo Directivo de la Facultad de Derecho, los antecedentes de ambos docentes alarman a la comunidad educativa. En el caso de José Palazzo, fue subsecretario de Estado de la Provincia de Córdoba en junio de 1979 y muy cercano a Benjamín Menéndez. Se dice que era considerado su pariente lejano y protegido.

El caso de Jorge Edmundo Barbará es un poco más difuso, puesto que se sabe que fue Subsecretario de Gobierno y Secretario de Gobierno de la Municipalidad de Córdoba. La cuestión es que el ex funcionario y docente no explicita cuándo desarrolló estas funciones. Sin embargo, Cba24n confirmó que Barbará trabajó junto a Rubén Juan Pellanda, quien fue interventor municipal entre 1981 y 1982.

Un dato que puede respaldar la estrecha relación de Menéndez y Palazzo es una carta del propio genocida, en donde describe a José Palazzo como “su pariente” y como “un luchador frontal contra los elementos comunistas que infestaron nuestra provincia”.

Te puede interesar: “Estudiantes del Manuel Belgrano reivindican la participación política”

Argentina recuerda con un pañuelazo desde casa a las víctimas de la  dictadura argentina | Sociedad | EL PAÍS

La historia de José Palazzo

José Palazzo estuvo presente en la agenda mediática tras el juicio de la Megacausa La Perla. Allí, una de las hijas de Tomás Di Toffino se acercó a declarar. Di Toffino fue un gremialista secuestrado, torturado y desaparecido en La Perla, en el año 1977. Junto a Agustín Tosco, luchó contra la dictadura de Onganía y formó el gremio de Luz y Fuerza.

En aquel juicio, Silvana Di Toffino declaró que en el Archivo Provincial de la Memoria de Córdoba existía una carta escrita a mano por Luciano Benjamín Menéndez. En ella, el genocida reconoció a José Palazzo como un “colaborador”. La carta fue encontrada en la casa de Menéndez, y su fecha coincide con el momento en que Palazzo ocupaba un cargo político.

No solo el doctor no tiene simpatías ideológicas izquierdistas, sino que ha sido un luchador frontal contra los elementos comunistas que en su oportunidad infestaron nuestra provincia, en particular la Empresa de Energía de Córdoba. Allí en Epec desactivó y desplazó a los seguidores nada menos que de Tosco

Carta de Luciano Benjamín Menéndez a Oscar Joan

Lo que aún es un misterio es cómo José Palazzo “desactivó y desplazó” a los seguidores de Tosco. Otro dato que se agrega a la investigación es que Palazzo se tomó una licencia como Jefe de Personal de EPEC en junio de 1979. Esto fue para asumir como Fiscal de Estado adjunto de la provincia, cuando la misma era gobernada por Adolfo Sigwald.

El caso de Jorge Edmundo Barbará

La historia de Jorge Edmundo Barbará es algo difusa, pero mediante diversas investigaciones se va reconstruyendo paulatinamente. Su curriculum afirma que fue “Subsecretario de Gobierno” y de “Secretario de Gobierno” de la Municipalidad de Córdoba; la cuestión es saber cuándo ocupó esos cargos, ya que no lo aclara.

En base a una investigación llevada a cabo por Cba24n, se supo que Barbará ocupó esos cargos cuando el “comisionado municipal” puesto por los militares era Juan Rubén Pellanda, a partir de abril de 1981. Incluso, Pellanda luego fue gobernador de facto, desde enero de 1982 hasta el retorno de la democracia.

Barbará también figura entre los firmantes de una Carta Abierta al Embajador de Estados Unidos en Argentina, publicada en octubre del año 1978. El documento contaba con la firma de distintos docentes de la UNC, en donde aseguraban que si Estados Unidos hiciera eco de las denuncias por las violaciones a los derechos humanos que ocurrían en Argentina, eso sólo serviría para “envalentonar a los liberticidas y colaborar con el enemigo común”.

Actualmente, Barbará es titular de la cátedra de Derecho Político y profesor responsable de la materia opcional Nacional Socialismo y la Cuestión Judío-El Holocausto. La designación de ambos docentes como “Profesores Eméritos” es cuestionada con la comunidad de la UNC, ya que sus antecedentes no son