Eutanasia en Argentina: ¿conocés la iniciativa “Ley Alfonso”?

Desde Córdoba se gestó una propuesta para garantizar la prestación de la ayuda necesaria para que un paciente pueda morir dignamente. De eso y más, hablamos con el doctor Carlos “Pecas” Soriano, uno de los redactores de la normativa.

Eutanasia en Argentina: ¿conocés el proyecto de ‘ley Alfonso’?. España legalizó la eutanasia el 18 de marzo. Foto ilustrativa. Fuente: Noticias Caracas

Por Emi Urouro

La diputada Gabriela Estévez comenzó hace tres años a trabajar sobre el tema. Pero para impulsar el proyecto de “Ley Alfonso” no solo buscará el apoyó de su bloque (Frente de Todos) sino que esperan que diferentes espacios políticos con representación parlamentaria, además de instituciones y organizaciones que se han pronunciado sobre la eutanasia, se involucren para llevar la propuesta al Congreso.

La surgió por el caso de Alfonso Oliva, a quien en 2014 le diagnosticaron esclerosis lateral amiotrófica (ELA), una enfermedad neurodegenerativa que, a medida que avanza, afecta centrales nerviosas y provoca parálisis musculares o la imposibilidad de dominar los movimientos. Falleció el 3 de marzo de 2019.

Alfonso militó el derecho a una muerte digna, en una Argentina que no tiene reglamentada la eutanasia, sabiendo que quizá no vivía para acceder al mismo pero no quería que otros ni otras atravesarán lo mismo que él. Fue el médico Carlos ‘Pecas’ Soriano, especialista en medicina de emergencia y magíster en Bioética, quien lo acompañó en todo el proceso hasta el día de su muerte.

El entrevistado nos contó que, cuando comenzó a tratar a Oliva, solo podía mover sus pestañas y con eso indicaba una letra en la computadora para poder comunicarse. Estaba en una silla de ruedas, era asistido diariamente por cinco personas, no podía comer, tragar, moverse, estaba alimentado por una sonda que iba directamente al estómago.

“Me hace leer una carta, en la cual me pedía que me comprometiera a tratar de que saliera una ley de eutanasia, que él sabía que no iba a poder a disfrutar pero no quería que nadie tuviera que pasar por la situación que él estaba pasando: un sufrimiento psíquico, grave, crónico, imposibilitante, que lo tenía con una vida totalmente indigna desde hace cuatro años”

Dr. Soriano

Fue Alfonso quién impulsó que el médico se contactará con Gabriela Estevez, quien se comprometió a redactar una ley y junto a sus asesores estuvieron trabajando más de un año en la redacción de la misma. Prácticamente la ley está redactada, solo espera ser tratada en el Congreso.

Se va a llamar “Derecho a la prestacion de ayuda para morir dignamente”, conocida como Ley Alfonso. Contempla la eutanasia, es decir, la finalización intencional de la vida de un paciente por parte de un médico a pedida de éste, siguiendo ciertas reglas o el suicido asistido, o sea ,la colaboración del médico para darle alguna droga letal para tal fin al paciente o acompañar la suministración de la misma.

Te puede interesar: La ministra de Salud dijo que el país atraviesa un momento crítico

España legalizó la eutanasia el 18 de marzo. Foto ilustrativa GETTY IMAGES. Fuente: El País.

El proyecto enfatiza los siguientes requisitos para quienes soliciten una muerte digna:

  • Que la práctica sea solicitada por pacientes mayores de 18 años, argentinos o con residencia permanente en nuestro país.
  • Pacientes plenamente capaces. En caso de inhabilidad por progresión de la enfermedad, sólo procederá si hay directivas anticipadas del paciente acreditadas ante escribano público. Se considera que es una decisión indelegable.
  • Una persona con enfermedad grave, incurable, que le ocasione padecimientos crónicos e imposibilitantes y dolores que ni siquiera los cuidados paliativos los alivien.

“Son pacientes con enfermedad graves, incurables, que por su naturaleza originan sufrimiento psíquicos, físicos, constantes, insoportables y sin posibilidad de alivio, con un prónostico de vida limitado y un contexto de fragilidad progresiva”

Dr. Soriano

El entrevistado resaltó que es un proyecto seguro que implica a un médico responsable al que le piden la eutanasia. Este profesional deriva al solicitante con un doctor/a consultor, es decir, que tenga formación en el ámbito de las patologías que el paciente padece y que a su vez, en un lapso de no más de 15 días, tiene la obligación de emitir un informe.

Te puede interesar: Delitos ambientales en el Código Penal, una deuda argentina

Luego, con ese informe, quién pidió la práctica es enviado con una consejería, un equipo de apoyo conformado por psicólogos/as, psiquiatras, paliativistas (para asegurar que el paciente sufre un dolor que no puede ser curable) abogados, etc, que emiten otro informe y ahí recién vuelve al médico de cabecera.

Soriano explicó que todo este proceso no dura más de 30 días y se tiene la certeza de que no va a haber atropellos a la dignidad, no va a haber exageraciones, que no va haber un paciente que “haya perdido un dedo del pie” que solicite una eutanasia y se la aprueben.

Alfonso Oliva. Fuente: Infobae

A modo de ejemplo, el doctor recordó que en Holanda, que ya legisló una ley similar, dos tercios de los pedidos para acceder a esta práctica son rechazados.

Y agregó: “Le estamos brindando a la sociedad un derecho que antes no tenía, porque si bien es cierto que se ha sancionado la Ley de Muerte Digna en 2012, posibilita al médico el retiro del tratamiento o soporte vital, un paciente puede rechazar todo soporte vital pero ¿qué pasa en los pacientes donde no hay nada que retirar?”

Existen siete países del mundo donde la eutanasia es legal: Bélgica, España, Países Bajos, Luxemburgo, Canadá, Nueva Zelanda, y de América Latina, solamente Colombia.

En España, la normativa se aprobó el 18 de marzo de 2021 y según el médico esa noticia impulsa el proyecto de Argentina porque son países similares en cuando a que son regiones bastante católicas. En el país ibérico, se hizo una encuesta que reveló que el 87% de la población está de acuerdo con la ley de eutanasia “más allá de lo que se haya votado en el Congreso hay un apoyo popular a la norma”.

También está el caso de Colombia. Después de la reforma constitucional de 1991, la Corte Constitucional emitió un fallo que avaló el pedido de eutanasia a un paciente y lo fundamentó en tres cuestiones: el respeto a la dignidad de la persona, la autonomía de su voluntad y declaró que sostener la vida en condiciones de sufrimiento contra esa voluntad es tortura, trato cruel y degradante. La eutanasia fue despenalizada en 2005.

Esos principios, presentes en tratados internacionales y similares en los países que han reglamentado la práctica, también son base -con términos parecidos- del proyecto que quiere ser ley en Argentina.

“Nunca se intentó presentar en el país una ley similar, es la primera vez. Nosotros somos optimistas, porque creemos que toda ley que amplíe derechos y no hiera a un tercero, porque la dignidad de cada ser humano la determina uno mismo, ya Kant lo decía en el siglo XVIII ‘El Estado tiene el deber de respetar las garantías individuales’. Si uno no esta hiriendo a un tercero, la dignidad de cada persona la debe determinar uno mismo”

Dr. Soriano

Alfonso quería que el derecho que no fue para él, fuera para el resto. Por eso, este proyecto pronto llegará al Congreso, el debate será complejo pero necesario. El Estado, y los representantes del pueblo deberán decidir si responde al proyecto de “ayuda necesaria para que un paciente pueda morir dignamente”.

Compartí la nota