Elecciones: el 20% de las listas están encabezadas por mujeres

Elecciones: el 20% de las listas están encabezadas por mujeres

En las próximas elecciones presidenciales, se aplicará por primera vez la ley de paridad de género, la normativa fue aprobada en el 2017, y obliga a cada lista política a tener un 50% de participación femenina, hombres y mujeres deben ir intercalados. Aún así, solo el 20% de las listas están encabezadas por políticas. 

El dato se desprende del monitoreo realizado por el Equipo Latinoamericano de Justicia y Género, conocido como ELA. El objetivo era relevar cuántas mujeres forman parte de las listas nacionales, para tener una noción de cumplimiento de la ley de Paridad Nacional. La información muestra que el 99% de los partidos cumple con la normativa.

Sin embargo sólo 2 de cada 10 listas tiene a una mujer en primer puesto, es decir el promedio nacional es del 20%, y según ELA dicho porcentaje no varía respecto de años anteriores. Es decir si bien hay más mujeres en las boletas de los diferentes partidos, aún no ocupan espacios de dirigencia.

Otro dato que revela el monitoreo, es que 5 listas no cumplen con la ley de paridad nacional. 4 se encuentran en la provincia de Santa Fe y 1 en la provincia de Córdoba. “ El motivo principal del incumplimiento es que la alternancia por género no se respeta entre el último titular y el primer suplente, donde se ubicaron a dos varones”, puede leerse en el estudio reaizado por el Equipo Latinoamericano de Justicia y Género.

Al respecto del encabezamiento de las listas, las diferencias entre las provincias es llamativa. En Tucumán y Formosa todas las boletas tienen en primer puesto a un varón, mientras que en Santiago de Estero y Tierra del Fuego, la mitad de las listas están encabezadas por mujeres.

Los datos del párrafo anterior reflejan que si bien las leyes de igualdad de género existen, las mismas no garantizan una distribución equitativa en el armado político. Por ejemplo, Formosa cuenta con una ley provincial de paridad, y aún así no cumple ni con la disposición nacional ni con la propia. Si bien casi la totalidad de boletas tienen más mujeres que antes, faltan ocupar espacios de poder en el armado electoral.