El padre de Carolina Aló pidió una perimetral para el femicida Tablado, ante su inminente liberación

Luego de pasar 23 años, condenado por haber asesinado de 113 puñaladas a su novia Carolina Aló, hoy -28 de febrero- al mediodía Fabián Tablado recuperará la libertad. Como respuesta, Edgardo Aló presentó un escrito ante el fiscal de Ejecución Penal de San Isidro, Rodrigo Caro, con el objetivo de que el femicida de su hija no pueda acercarse a los miembros de su familia.

Edgardo Aló

Cabe recordar, que estando preso, había sido condenado por amenazar a una mujer que conoció durante su encierro y con la cual tuvo dos mellizas. La pena de dos años y medios se sumó a la que ya tenía por el crimen de Carolina.

Se le unificó la condena en 26 años y seis meses de prisión que debía agotarse en 2022, pero los beneficios de la ya derogada Ley del 2×1 y los cursos que hizo en prisión como “estímulo educativo”, hicieron que la pena del femicida se dé por concluida el día de hoy.

Así lo dispuso, mediante un nuevo cómputo, el Juzgado de Ejecución Penal Nº1 de San Isidro a cargo del doctor Alejandro David.

Fuentes judiciales confirmaron a Télam que la liberación se dará alrededor de las 12:00, desde la Unidad 21 del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) de Campana, donde está recluido en el pabellón 5 de evangelistas.

Ante la inminente liberación del femicida Tablado, el padre de Carolina Aló, argumentó -en el escrito presentado ante la justicia- que la salida del condenado pone en alerta no solo a aquellos que son víctimas, sino al conjunto de la sociedad, ello al ignorarse si se encuentra en condiciones psíquicas de poder manejarse como miembro de la comunidad.


“Hasta el momento ninguna autoridad judicial ha tomado la precaución respecto a este potencial acontecer, medidas como el impedimento de acercamiento al domicilio de mi grupo familiar como al de los allegados de la familia” , escribió Edgardo.

En el documento, el padre de Carolina, solicita que se le impida a Tablado “todo tipo acercamiento por redes sociales, y/o aplicaciones de comunicación como Whatsapp y otros, y hasta la de la prohibición de mencionar a la víctima”.

Aló, planteó que es de entender que potencialmente el grupo familiar de la Carolina es visto para el sujeto a liberar como el enemigo. Por ello, solicitó una medida de restricción para que el femicida de su hija no pueda acercarse a su seres queridos.

Compartí la nota