El Gobierno estableció el Cupo Laboral Trans en el sector público nacional

Establece un mínimo en la totalidad de los cargos y contratos para personas travestis, transexuales y transgénero.

Imagen: archivo.

El Gobierno nacional estableció el Cupo Laboral Trans en la madrugada de este viernes, a través del Decreto 721/2020 que firmó Alberto Fernández. La legislación estipula que habrá un mínimo del 1% de la totalidad de cargos y contratos para personas travestis, transexuales y transgénero.

Para llevar adelante esta política se crea una Unidad de Coordinación Interministerial que estará a cargo del Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad (MMGyD). Además, estará integrada por la Secretaría de Gestión y Empleo Público de la Nación; el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) y el Ministerio de Educación para garantizar el cumplimiento efectivo del ingreso y permanencia en los trabajos de este sector de la población.

El decreto establece, además, la capacitación de las autoridades y el personal del Poder Ejecutivo Nacional, para asegurar que la inclusión en los puestos de trabajo del sector público se realice en condiciones de respeto a la identidad y expresión de género de las personas.

También se creará el Registro de Personas Travestis, Transexuales y/o Transgénero aspirantes a ingresar a trabajar en el Sector Público Nacional.

Te puede interesar: “Toma de tierras: qué hay detrás del humo mediático”

Existe en nuestra sociedad un patrón sistemático de desigualdad que somete particularmente a las personas travestis, transexuales y transgénero a una cadena de exclusiones y discriminación que muchas veces se inicia en la niñez. Desde el Estado tenemos la obligación de generar las condiciones para garantizar el ejercicio pleno de sus derechos y la igualdad de oportunidades. El Cupo Laboral Trans es un paso importante en ese camino”, sostuvo la ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta.

En ese contexto señaló que las personas travestis, transexuales y transgénero históricamente fueron criminalizadas por códigos contravencionales y de faltas, y siguen en muchos casos siendo víctimas de violencia institucional por lo que la responsabilidad del Estado es ineludible.

A esto hay que sumar la expulsión histórica en los ámbitos educativos, la dificultad en la obtención de trabajos formales y estables. Por eso, esta normativa además de garantizar un piso mínimo de empleos para la población travesti trans, atiende particularmente esta cadena de exclusiones”, explicó.

×