Córdoba crea la Oficina de la Mujer Deportista

La Agencia Córdoba Deportes dispuso la creación de una nueva dependencia: la Oficina de la Mujer Deportista. En la Oficina se abordarán temas de violencia y discriminación contra la mujer. Hablamos con Doble Cambio, un colectivo de jugadoras de voley que nos explicitan estas violencias que no se visibilizan.

Doble Cambio es un colectivo que surge para reconocer y mejorar los derechos de las mujeres en el deporte.

La Agencia Córdoba Deportes puso en marcha este lunes la Oficina de la Mujer Deportista. El objetivo principal es crear un espacio donde se aborden las distintas problemáticas sobre la violencia de género en los ámbitos deportivos.

También te puede interesar: En el orgullo hay amor, el odio es de otros

En ese sentido, la dependencia trabajará identificando las diferetnes manifestaciones de violencia contra la mujer en las instituciones deportivas. Además, se implementarán políticas y medidas para eliminar las actitudes discriminatorias que posibilitan o promueven la violencia de género.

La Oficina de la Mujer Deportista estará encabezado por la ex nadadora Georgina Bardach, vocal de la Agencia y referente institucional, junto a Adriana Escrivá, referente del área de Capacitación y profesional de la abogacía y Mara Atecas, licenciada en Psicología.

Los clubes, espacios de formación y violencias

Si bien la nueva dependencia es una forma de visibilizar la violencia de género en el deporte, hablamos con Florencia Corradini, comunicadora de Doble Cambio para que nos explicite ciertas cuestiones.

El colectivo Doble Cambio es una agrupación formada por exjugadoras, jugadoras y personas afines al voley argentino, “unidas bajo la determinación de reconocer y mejorar nuestros derechos“.

Uno de los puntos que nos marca Florencia es que los clubes son lugares de socialización como la escuela o la familia, y allí se forma la persona. “Las chicas y los chicos no solamente van a practicar un deporte van sino que en el medio sucede que generan vínculos. Con su pares, con sus entrenadores, con otras personas afines al deporte y en esos vínculos se naturalizan ciertas prácticas“.

Estas prácticas, en un espacio de socialización primaria, “siempre han tendido a ser o estar enmarcadas en un sistema patriarcal o en un sistema androcéntrico“.

Estas situaciones de violencia de género ocurren en distintos planos, pero las más invisibilizadas son las expresiones simbólicas de estas violencias. Por ejemplo, que los equipos de mujeres entrenen en canchas auxiliares mientras los hombres entrenan en la principal. O que los equipos de ropa más nuevos de los clubes van para los equipos masculinos y los femeninos usan otra ropa.

Por último, Florencia nos explica que esas violencias naturalizadas afectan hasta niveles estructurales e institucionales a la práctica deportiva. “Esas desigualdades al estar transversalizadas a nivel micro, atraviesan todos los ámbitos del deporte. Y es por eso que después podemos ver que en las dirigencias no hay presencias de mujeres, que las federaciones siempre están ocupadas por varones, y que por ejemplo, las entrenadoras mujeres siempre tiendan a ser entrenadoras de categorías formativas”.

Estos espacios y prácticas deben ser visibilizadas. Por eso te recomendamos Doble Cambio para enterarte de lo que pasa con los derechos de las muejres y la igualdad de género en el deporte.

Escuchá la nota completa con Florencia Corradini de Doble Cambio en el reproductor de abajo.

Florencia Corradini de Doble Cambio.
×