Avanza el proyecto para desarmar a efectivos de seguridad violentos

Actualizado: 2 agosto, 2019

El Senado aprobó un proyecto de ley para que los efectivos de seguridad, que estén involucrados en causas de violencia de género, no puedan portar su arma reglamentaria durante todo el proceso judicial.

La iniciativa aprobada por unanimidad en la Cámara alta plantea que los jueces a cargo de causas de violencia de género, en donde el acusado sea efectivo de seguridad federal en ejercicio, deberán ordenar el retiro de su arma reglamentaria hasta que el proceso judicial termine. El proyecto de ley “desarme de agentes violentos” impulsado por la senadora Sigrid Kunath aún debe ser aprobado en Diputados.

“Si el Estado, bajo estrictos parámetros de seguridad es quien habilita a una persona a portar y usar un arma, el mismo Estado es quien tiene la obligación de restringir su uso cuando la persona en quien ha depositado su confianza demuestra signos de peligrosidad”, plantea el proyecto.

El proyecto también propone un seguimiento psicológico y examen psicofísico, a la vez de la garantía de la continuidad laboral en ámbitos diferenciados si la denuncia de violencia de género fuese intrafuerza.

Según el último informe de la Oficina de la Mujer (OM), el 23% de los 278 femicidios registrados en 2018, fueron realizados con armas de fuego. Entre ellos, 11 casos fueron cometidos con armas reglamentarias por parte de miembros de las fuerzas federales.  Además, el informe remarca que en 35 casos, más de la mitad, no se tenía información sobre la tenencia legal o ilegal del arma homicida.

Este fenómeno también está presente en los informes de Correpi, que registra desde la vuelta a la democracia 349 víctimas -mujeres, travestis y mujeres trans- asesinadas por miembros de las fuerzas estatales. El archivo de casos de esta organización registra también 312 casos de muerte por violencia “intrafuerza o intrafamiliar” en donde el 95% son femicidios.

Por Carmela Laucirica

Compartí la nota