Argentina trabaja en un proyecto de ley para despenalizar la marihuana

Si bien no existe un anteproyecto aún, se confirmó que desde el Gobierno Nacional comenzarán a tratar la despenalización de la marihuana, durante el próximo período ordinario.

Desde su campaña presidencial, Alberto Fernández se manifestó a favor de la despenalización de la marihuana en Argentina. Si bien no se volvió a hablar públicamente del tema, se conoció que el Gobierno Nacional planea tratar el tema durante este año, para debatirlo en el Congreso.

La iniciativa fue confirmada el pasado jueves por la titular del Sedronar, Gabriela Torres, quien confirmó que hay una intención del Ministerio de Seguridad para despenalizar la marihuana. Sin embargo, la funcionaria aclaró que no es lo mismo despenalizar el consumo que el narcotráfico.

Al respecto, el presidente Fernández sostiene que la marihuana es una sustancia incluso menos nociva que el tabaco. A la vez, considera que “la solución” para combatir las adicciones no es “perseguir fumadores de marihuana”.

Te puede interesar: “El Estado obtendrá 1,5 millones de dosis de vacunas contra el HPV”

Antes de asumir la presidencia, Alberto Fernández dialogó con Radio con Vos y afirmó que la revisión de la ley de drogas para no perseguir al consumidor no incluiría a las sustancias “duras”, como la cocaína o drogas sintéticas. “Estoy hablando puntualmente de la marihuana, denominada droga blanda”, aclaró el actual mandatario.

De esta manera, el Gobierno Nacional estaría trabajando en un proyecto de regulación, el cual contemplaría la despenalización de la tenencia de cannabis para consumo personal y hasta el autocultivo para uso privado. Para armar este proyecto, se estarían teniendo en cuenta el caso de Uruguay, Canadá y algunos estados norteamericanos.

Dentro de esta iniciativa, se deberán establecer las cantidades máximas de posesión para una persona de 18 o 21 años, según se decida más adelante. En el caso del autocultivo, se determinarán los metros cuadrados autorizados, o la cantidad de plantas por persona.

Por Carmela Laucirica

×