Argentina: Denuncian faltantes de hormonas para tratamientos de personas trans

Argentina: Denuncian faltantes de hormonas para tratamientos de personas trans

Organizaciones civiles, activistas trans y travestis denuncian faltantes de hormonas para tratamientos contemplados en la Ley 26.743 de Identidad de Género. Los centros de salud pública no tienen stock suficiente de testosterona y demás hormonas en varias provincias, como Córdoba, Buenos Aires y Chubut.

El viernes 18 de septiembre militantes LGBTQ denunciaron la situación frente al Ministerio de Desarrollo Social, del cual depende la Secretaría de Salud de la Nación. Uno de los motivos de la manifestación fue el  mail emitido por el Ministerio en cuestión que notificó que la Testosterona 1% en gel, marca comercial “Androlone”, de Laboratorio Beta S.A. no va a ser entregada más a los dispositivos de salud por la devaluación del peso frente al dólar.

La Ley de Identidad de Género es clara: debe garantizarse la salud integral de personas trans y travestis en todos los hospitales y centros de salud públicos. La normativa obliga a proveer los insumos para los tratamientos hormonales y también incluye las cirugías para quienes solicitan la modificación corporal.

El movimiento de juventudes trans realizó un petitorio el día viernes ante el Ministerio de Desarrollo a fin de que se le dé inmediata atención a lo demandado y se responda a la situación de urgencia que atraviesan quienes están bajo tratamientos de hormonización.

A continuación adjuntamos los reclamos planteados por el movimiento de juventudes trans:

Exigimos se dé a conocer públicamente la partida de Insumos de cada producto de hormonizacion de acuerdo al plan médico obligatorio, a nivel federal.

Exigimos garantizar la calidad de los tratamientos. Actualmente, hay múltiples casos de usuarias que ante faltantes de insumos, fueron pasadas de estrógeno a anticonceptivos y diuréticos.

Exigimos garantizar la prestacion de tratamientos de forma ininterrumpida. No a la negación de tratamientos (y selectividad en prestación de salud) en hospitales públicos a pacientes de acuerdo a arbitrarios diagnósticos de su situación de vulnerabilidad.

Exigimos el relevamiento real de la cantidad de personas que accedan a tratamientos hormonales y quirúrgicos.

Exigimos garantizar la distribución ininterrumpida en tiempo y forma de los insumos.

Decimos NO a la CUS.

Exigimos el seguimiento profesional y los controles requeridos para usuarixs de tratamientos de hormonización que los requieran.

Finalmente, exigimos garantizar la producción estatal de hormonas para tratamientos de hormonización y garantizar la producción de prótesis.

Por Emi Urouro

×