Volvieron a atentar contra la bandera LGBT en el Parque Sarmiento

Sucedió en la madrugada de este viernes. Es la cuarta vez que grupos odiantes van en contra de esta insignia.

Una vez más, grupos conservadores y odiantes de Córdoba vandalizaron la bandera del orgullo LGBTI+ que flamea en el Parque Sarmiento de la Ciudad de Córdoba. Esta vez prendieron fuego parte de la insignia.

Según informó el móvil de Canal 10, ya tomó conocimiento de esto el Ministro de Seguridad de la provincia, la Jefa de Policía y también el Intendente Martín Llaryora, quien ya ordenó reponer la bandera.

“Repudiamos enérgicamente este nuevo ataque de odio a nuestro emblema comunitario y reclamamos a las autoridades públicas que tomen cartas en el asunto de una vez por todas. Exigimos que se investigue a los responsables de estos hechos inadmisibles en un Estado democrático y de derecho y que se disponga de custodia permanente y cámaras de seguridad en el lugar”, escribieron desde la Plataforma de Acción Disidente.

El hecho se produjo a un día del Festival Virtual del Orgullo y en medio del Mes del Orgullo. Por esta razón, la organización convocó “a toda la comunidad LGBTI+ de Córdoba y al conjunto de la sociedad a no caer en las provocaciones de los odiadores y responder colectivamente con mucha responsabilidad”.

“En una situación normal saldríamos a las calles a manifestarnos masivamente como lo hacemos cada año con nuestra Marcha del Orgullo. El actual contexto de la pandemia por el covid-19 nos interpela a cuidarnos entre todes y buscar nuevas formas de manifestación”, explicaron.

En este marco, pidieron que para este sábado 21 de noviembre “colguemos nuestras banderas del orgullo de las ventanas y balcones tiñendo con los colores del arcoíris toda nuestra ciudad” y que además “ocupemos masivamente las redes sociales con fotos de nuestras banderas y fotos nuestras con carteles con la consigna “Orgullo es…” y completando con aquello que el orgullo signifique para cada une de nosotres”.

Ante el odio de los sectores conservadores, el colectivo diverso y disidente de Córdoba responde con “amor, orgullo, comunidad y responsabilidad”.

Nada nuevo bajo el sol

El 26 de junio, la Municipalidad de Córdoba izó en el Parque Sarmiento la bandera del orgullo LGBTIQ+. En realidad, por una equivocación en los colores, primero fue colocada la insignia de la Ciudad de Cuzco, Perú, que tiene una franja más. Ante la advertencia en redes sociales, se colocó la correcta.

El sábado 27, dos hombres y una mujer intentaron arriar la bandera y mantuvieron cruces verbales con personas que se encontraban en el lugar.

El domingo 28, en tanto, una concentración devino en cadenazos, una militante LGBTIQ+ agredida en el rostro y la rotura de la placa alusiva que había colocado la Municipalidad. Esa misma noche la bandera fue arriada, e izada finalmente a algunos metros, en otro mástil.

El fiscal José Mana decidió imputar a uno de los veteranos de guerra implicados en el conflicto por la bandera LGBT en el Parque Sarmiento. Está acusado por lesiones leves y amenazas.

A fines de septiembre, las mismas agrupaciones patrióticas realizaron un acto de repudio por la nueva ubicación de la bandera en otro mástil y, en un episodio que no quedó del todo claro, volvió a desaparecer. Algunas versiones señalaron que había sido una tormenta de viento y tierra la causante, sin embargo, no habría sido casualidad que el mismo día que se realizó la protesta desapareció, aunque nadie se hizo responsable.

Por segunda vez la insignia se repuso, pero el 08/10 otra vez la bandera no estaba en su lugar, a metros del mástil central donde flamea la bandera argentina. El viernes 09 de octubre se volvió a colocar la bandera y se modificó el sistema de la roldana para que no pudieran quitarla nuevamente. Pero esta vez la situación derivó a una acción más violenta: prenderla fuego.

×