Vacuna Covid-19: los países ricos concentran la mitad de las dosis compradas

La información fue revelada por el Centro de Innovación en Salud Global de la Universidad Duke, en Carolina del Norte, en Estados Unidos.

Expertos alertan sobre la desigual distribución de una posible cura contra el coronavirus. Según este análisis, se estima que 3.700 millones de los 6.800 millones de dosis compradas hasta la fecha, fueron adquiridas por países ricos, es decir, más de la mitad de las vacunas.

¿De dónde obtuvieron esas cifras? Partieron de la información disponible sobre acuerdos y negociaciones de los países y organizaciones multilaterales para adquirir dosis de manera anticipada.

Los expertos de Duke, alertan que la tendencia actual de que un grupo reducido de países se asegure tantas dosis como puede, y así aumentar las posibilidades de cubrir a su población, puede profundizar la desigualdad en el acceso y prolongar la pandemia.

“Los datos indican que nos dirigimos a un escenario en el que los países de altos ingresos pueden vacunar a toda su población antes de que los países de bajos ingresos hayan cubierto los grupos de alta prioridad”, dijo a elDiario.es Andrea Taylor, subdirectora del Centro de Innovación en Salud Global de Duke. 

Y en esa línea agregó: “Hemos escuchado mucho compromiso con la distribución equitativa de los países de altos ingresos, pero los datos muestran que todavía estamos lejos de eso“.

Argentina producirá al menos 150 millones de dosis de la vacuna de Oxford y AstraZeneca. Crédito: REUTERS/Dado Ruvic

El análisis resalta que si bien es probable que se necesiten de tres a cuatro años para fabricar la cantidad necesario de vacunas para cubrir la población mundial, casi 9.600 millones de dosis están ya reservadas, algunas todavía esperan la aprobación para su comercialización.

Como ya mencionamos, se ha confirmado la compra de 6.800 millones de dosis, a esa cifra, el informe suma 2.800 millones de dosis que están actualmente bajo negociación o reservadas como expansiones opcionales de acuerdos existentes.

A mayor nivel de ingreso, más cantidad de vacunas.

La Universidad de Duke, siguiendo la variable “nivel de riqueza”, los Estados con ingresos altos han adquirido 53,7% de todas las dosis, hasta la fecha, en el mundo, es decir, unas 3.686 millones.

Los países de ingresos medios altos cuentan con 706 millones de dosis, y los países de ingresos medios bajos, aproximadamente con 1.700 millones de dosis.

En relación al párrafo anterior, dentro del primer grupo se encuentra Brasil, con 196 millones de dosis. Mientras que un ejemplo de Estado con ingresos medios bajos, es la India, que contabiliza unas 1.600 millones compradas.

Para Taylor, “la inversión masiva de las compras anticipadas ha permitido un aumento de la producción a una escala que no habíamos visto antes en esta fase temprana del proceso. Y eso ayudará a todos, incluyendo a los países en desarrollo”.

El Gobierno comprará 10 millones de dosis de la vacuna rusa Sputnik V

Aún así, explicó que el problema se da cuando los Estados ricos se esfuerzan por estar totalmente cubiertos, ya que esto solo puede lograrse “a expensas de que otros países puedan cubrir a sus poblaciones de mayor riesgo”.

“Habría sido mejor, desde una perspectiva mundial, asegurarse de que todos los países tuvieran alguna vacuna antes de que cualquier país recibiera lotes”, agregó la experta.

No solo la Universidad de Duke ha alertado sobre el peligro de una distribución desigual de vacunas entre los países del globo, miles de expertos se han posicionado en esa línea.

Recordemos que la semana pasada, Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, dijo: “Cada gobierno quiere, con razón, hacer todo lo posible para proteger a su pueblo. Ahora bien, existe el peligro de que las personas más pobres y vulnerables sean pisoteadas en una estampida por la obtención de la vacuna”.

Fuente: eldiario.es