Trabajadores del 144 denuncian violencia institucional y falta de pago

Se trata de trabajadores de la línea telefónica 144, quienes brindan acompañamiento a víctimas de violencia de género. En este contexto, su trabajo es mayor, pero sus derechos se ven vulnerados. Así, reclaman por falta de pagos y violencia institucional.

Por Carmela Laucirica

En medio del aislamiento social obligatorio, están los trabajadores de la línea telefónica 144. Ellos están a cargo de brindar acompañamiento a víctimas de violencia de género, y se sabe que en este contexto están trabajando mucho más. Si bien tienen más trabajo, sus derechos son cada vez menos, ya que denuncian falta de pagos y violencia institucional.

En su denuncia, los trabajadores del 144 denuncian precarización laboral, ausencia de protocolos por coronavirus y cobertura de obras sociales, además de bajos salarios y atrasos para pagar los mismos. En su mayoría, las afectadas son mujeres.

Este colectivo de trabajadores pertenece a la Dirección General de la Mujer, dependiente del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. En su comunicado, afirman que su salario está por debajo de la canasta básica, que sufren constantes hechos de violencia institucional y que trabajan en condiciones “altamente precarias”.

Te puede interesar: “Lanzarán una App de reparto con mejores condiciones laborales”

“Nos encontramos permanentemente con la falta de recursos para asistir a las mujeres y personas feminizadas en situación de violencia”, afirman los denunciantes. Dentro de la Dirección General de la Mujer, la mayoría trabajan con contrataciones de convenios de asistencia técnica (AT) o como monotributistas. Estas dos formas de emplearse les quitan beneficios como la obra social o una indemnización, según afirman los afectados.

“La DGM ha implementado esta nueva figura de contratación doblemente tercerizada ya que el contrato se realiza por convenio a través de la UBA y en carácter de monotributistas”, afirma el comunicado. En sus dichos, los empleados afirman que trabajan las mismas horas, ya sean contratados por AT o directamente por la Dirección General de la Mujer. Aún así, quienes son empleados mediante AT, afirman cobrar menos.

“Por segunda vez, desde que comenzó el año, estamos cobrando fuera de termino. Llegamos a cobrar el día 15 del mes de abril, y en el caso de mayo estamos a 18 de dicho mes y aún no recibimos nuestro salario”, afirman los afectados. Este último hecho es el que motivó la denuncia, ya que siguen trabajando pero sin cobrar.

×