Tiene 11 años, fue violada y le organizaron un baby shower

En Monte Caseros, Corrientes, una menor de 11 años fue violada y obligada a gestar un embarazo y parir. Para sumar a esta situación, le organizaron un baby shower para recibir al bebé. La provincia fue declarada territorio “pro vida” por el decreto N° 2870: no cumple con ILE o ESI.

El día de ayer, una nena de 11 años fue obligada a parir en Corrientes. Sumado a lo aberrante del hecho, está más que claro que para llegar a eso tuvo que transitar nueve meses gestando un embarazo que fue producto de una violación. Por si todo eso pareciera poco, se le organizó un baby shower para recibir al bebé.

El violador es su padrastro, y los organizadores del evento fueron los miembros de una iglesia evangélica de Monte Caseros, en Corrientes. Desafortunadamente para la niña, esta provincia es territorio declarado “pro vida” por el decreto provincial N° 2870, con lo cual no hubo grandes discusiones a la hora de decidir si ella quería parir o no.

Cabe destacar que en Corrientes no tienen protocolo de ILE. Tampoco adhirieron a la ley de creación del Programa Nacional de Educación Sexual Integral. De esta manera, el derecho a decidir se ve vulnerado en aquel territorio. “La niña no puede decidir si quiere tener o no un bebé porque cuando quedó embarazada tenía diez años”, dijo a Cosecha Roja Emilia Tadeo, del Colectivo Feminista de Monte Caseros.

Cuando la abuela de la menor se percató de su embarazo, decidieron llevarla al hospital. En ese momento, la médica que la revisó aseguró que el embarazo podía interrumpirse, pero la manera de explicárselo a la niña no fue la mejor. Al decirle que iban a pincharla, la menor de 11 años se asustó y dijo que no quería que le hagan algo así.

Te puede interesar: “Un pasillo solitario: cuerpos que paren, cuerpos de control”

Profesionales sin perspectiva de género

Tiempo después, la madre y la niña visitaron a su pediatra. Allí se les dijo que el embarazo ya estaba avanzado y ya no se podía hacer mucho. De esta manera, la niña perdió su derecho a decidir y el embarazo siguió hasta que dio a luz. Finalmente, el bebé nació en el Hospital Neonatal Eloísa Torrente de Vidal, en la capital provincial.

En marzo de este año, el caso de la menor se judicializó y un grupo de especialistas siguieron de cerca el proceso de gestación. El acusado de abusar de la menor es un hombre de 31 años, cónyuge de la madre, quien está preso con preventiva.

“Cuando digo que fue seducida me refiero a que la nena no fue amenazada por este hombre ni tampoco sufrió golpes”, explicó el juez a cargo (Eduardo Alegre) del caso tras afirmar que la menor “fue seducida”. “Si esta nena estuviera educada por ahí podría resistirse al abuso. Porque en el 80% de los casos está (el abusador) en el entorno familiar”, dijo el ginecólogo y obstetra correntino Horacio Costa al noticieron “Somos Corrientes”.

×