¿Se viene un cupo joven para la política?

En tiempos de pandemia y crisis, las y los políticos tienen un rol clave, ya que representan la voluntad del pueblo ¿La juventud tiene lugar en la política?

Crédito Greenpeace. Marcha por el clima

Gabriela Estévez, diputada nacional del Frente de Todos, presentó en la Cámara de Diputados de la Nación un proyecto de Ley de Cupo Joven para la Participación Política.

Esta iniciativa tiene como objetivo modificar el código electoral nacional para la incorporación de un porcentaje obligatorio de personas menores de 40 años en las listas. 

¿De que manera? Las listas de candidaturas deben incluir personas jóvenes de hasta 40 años de edad -cumplidos a la fecha de oficialización de las listas- en un mínimo de 30 por ciento (30%) de las y los candidatos a elegir y en proporciones con posibilidad de resultar electos/as.

Asimismo, las listas que se presenten para la elección de miembros del Senado Nacional, para representantes de la Cámara Baja diputados y del parlamento del Mercosur, deben integrarse ubicando de manera intercalada a mujeres y varones desde la primer candidatura a titular hasta la última candidatura a suplente.

El proyecto establece que las y los candidatos pueden figurar en las listas con el nombre o apodo con el cual son conocidos, siempre que la variación del mismo no sea excesiva ni dé lugar a confusión a criterio del juez.

“El mundo atraviesa una profunda crisis de representación política y creemos que la brecha generacional entre electores y representantes puede ser una de las causas”, puede leerse en el documento.

Ante ese panorama, la normativa responde a la necesidad “de tomar una medida de acción positiva para impulsar la incorporación de un segmento poblacional históricamente subrepresentado en los poderes legislativos”.

Entre sus párrafos, el texto resalta que este grupo etario viene acrecentando y acelerando sus niveles de participación y dinamismo en la escena política nacional.

Datos para tener en cuenta…

Antes de presentar el proyecto, se hizo una investigación para conocer las cifras que fundamentaran la iniciativa. El equipo que trabaja con la diputada, reveló que el promedio de edad general en la Cámara de Diputados en Argentina es de 51 años.

En la conformación actual de la Cámara Baja, hay 18 diputados nacionales sub-35 que ocupan una banca. Es decir, de un total de 257, representan tan solo el 7% de toda la bancada legislativa.

La información anterior, debe analizarse teniendo en cuenta que las y los jóvenes de entre 16 y 35 años son el 35% del último padrón nacional de electores. Se estima que son aproximadamente 14.541.500 personas.

En Córdoba, el porcentaje de la población de entre 16 y 35 años llega al 44,8% del total de posibles electores, es decir, por encima de la cifra nacional.

¿Se teme a la representación juvenil? Nos preguntamos. Las cifras muestran que falta participación en los lugares de decisión, en el Senado, en Diputados. La militancia nueva tiene fuerza, tiene ideas, metas, que deberían ser escuchadas por la clase política.

Diversidades, cambio climático, educación sexual integral, aborto legal, seguro y gratuito, oportunidades de trabajo digno, son algunas de las banderas que levantan diferentes organizaciones argentinas, en la que participan menores de 40 años.

¿El cupo joven podrá resolver estas u otras cuestiones que surgen y afectan directamente a las juventudes? De aprobarse, quizá podría convertirse en un instrumento más para fortalecer la democracia.

×