Salen a la venta barbijos hechos por el Conicet

Los superbarbijos desarollados por científicos de la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM) y de la Universidad de Buenos Aires (UBA) fueron aprobados para su comercialización.

Superbarbijo. Crédito: https://atomprotect.com.ar/

La pandemia de coronavirus le ha mostrado a la sociedad que los sectores indispensables para el progreso son la educación, la ciencia y la salud. Por eso, celebramos este logró de las universidades públicas del país, el producir un instrumento clave para disminuir la propagación del Covid-19.

Profesionales del Instituto de Investigación e Ingeniería Ambiental de la UNSAM, desarrollaron los superbarbijos de uso común Atom-Protect en conjunto por la empresa KOVI, el CONICET, y la UBA.

“En casos de emergencia extrema, es muy importante contar con recursos propios, tanto intelectuales como materiales. Poder generar ese tipo de desarrollos en el país es soberanía nacional”, comentó Lucas Guz, parte del equipo de trabajo.

Según explicaron, la mascarilla tiene una capa triple de protección y una durabilidad equivalente a la de quince barbijos descartables.

“La pandemia obligó a lxs científicos a actuar rápidamente para dar respuestas efectivas e innovadoras. En momentos como este, muchos países se cerraron y acopiaron la mayor cantidad de recursos para sus ciudadanxs. Contar con barbijos desarrollados en el país también es soberanía”, expresaron vía twitter desde la UNSAM.

En el mismo posteo, señalaron que en un tiempo récord lograron desarrollar un barbijo antibacterial, antiviral y antifungicida. Vale aclarar que las y los investigadores que participaron del proyecto se asociaron con la empresa KOVI SRL.

Recientemente se firmó la licencia que permite comercializar los superbarbijos, luego de un testeo de calidad en la tela obteniendo realizado por el Instituto Nacional de Tecnología Industrial de argentina (INTI).

“Necesitamos que el Estado apueste a proteger líneas estratégicas. Por ejemplo: la producción de barbijos. Un país no puede quedarse sin barbijos o materiales de primera necesidad que, en cuanto el mundo se cierra, faltan”, señaló Belén Parodi, otra de las investigadoras UNSAM que integra la iniciativa.

Los barbijos pueden adquirirse en la fábrica al por mayor o a través de su tienda en línea. Se envían por correo o vía cargo a todo el país.

×