Piden que se congelen los precios de los alquileres hasta fin de año

Piden que se congelen los precios de los alquileres hasta fin de año

A través de un comunicado, la Federación de Inquilinos Nacional pide que se congelen los precios de los alquileres hasta fin de año. Manifiestan que 9 millones de personas de todo el país destinan el 50% de su salario al pago de alquileres. Mencionan como ejemplo a otros países que aplicaron medidas similares para garantizar el acceso a la vivienda y destacan que en 2002 en medio de la crisis nacional se llevó a cabo un congelamiento de precios. 

La Federación de Inquilinos Nacional viene realizando distintas encuestas para conocer la situación en la que viven las personas que alquilan un hogar donde vivir. La cotización en dólares de los inmuebles y la especulación del mercado inmobiliario genera que los inquilinos destinen un 41% de sus salarios en los pagos mensuales, sin contar servicios ni expensas.

Por este motivo y ante el nuevo golpe recibido por la economía argentina, desde la Federación Nacional de Inquilinos emitieron un comunicado en donde exigen que se congelen los precios de los alquileres de vivienda en todo el país hasta el 31 de diciembre de este año.

El presidente Macri anunció medidas para paliar la grave situación económica a la que se enfrenta la Argentina pero ninguna de estas promesas se dirigió hacia los que alquilan inmuebles. 

“La medida que estamos exigiendo es producto de casi cuatro años en donde el gobierno nacional prometió una ley de alquileres nacional pero no hizo otra cosa que empeorar la situación, por lo tanto, exigimos al poder ejecutivo y a la secretaría de comercio que tomen las medidas necesarias para congelar el precio de los alquileres hasta fin de año”, se manifiesta en el comunicado.

Como argumentos, los inquilinos mencionan que en 2002, en medio de una de las mayores crisis económicas argentinas se llevó adelante una medida similar para garantizar el derecho al acceso a la vivienda.  

A su vez, apuntan a que otros países o gobiernos de ciudades aplicaron políticas de este tipo: en junio, el gobierno de la ciudad-estado de Berlín implementó una medida mediante la cual los alquileres quedaron congelados durante cinco años y a niveles acordes a los alquileres de referencia en sus respectivas zonas; en tanto que en julio en París se limitaron los precios de los alquileres a niveles de referencia controlados por la administración. 

Al respecto, el presidente de la Federación de Inquilinos dijo en declaraciones a un medio que exigen esta medida porque “El país está muy atrasado en política de viviendas, no hay una Ley de Alquileres, no hay un plan de acceso a la vivienda real y nacional, no hay política de regulación del mercado inmobiliario. Cuando todo se junta con las malas políticas económicas, las consecuencias son muy graves y, en algunos casos, irreversibles: la gente que termina en situación de calle difícilmente pueda volver al sistema”.