Paracetamol: un estudio australiano comprobó que no es tan eficaz

En un artículo del Medical Journal of Australia, investigadores de la Universidad de Sidney evaluaron la eficacia del paracetamol para aliviar el dolor en 44 afecciones diferentes. Solo en 4 de ellos fue alta.

Paracetamol, la vieja (no) confiable que muchos y muchas eligen a la hora de automedicarse. Está dentro de la lista de medicamentos esenciales de la Organización Mundial de la Salud, y es el analgésico más utilizado por su condición de venta libre y bajo precio. Normalmente, se recomienda el uso regular y por tiempo limitado de paracetamol para el tratamiento del dolor agudo leve a moderado y el dolor crónico no maligno.

Con base en un artículo publicado en el Medical Journal of Australia, se conoció que el Paracetamol solo es efectivo para tratar el dolor en muy pocos cuadros médicos. Aun en esos casos su efecto es mayoritariamente leve. En el caso de dolencias como la osteoartritis de rodilla o cadera, esta medicación es de gran ayuda, no así en otras como la lumbar.

Estos y otros datos surgieron tras la investigación de miembros de la Universidad de Sidney, quienes estudiaron sobre la “eficacia y seguridad del paracetamol para aliviar el dolor” en 44 afecciones. Para ello, realizaron “ensayos aleatorizados controlados con placebo”. En muchos casos, no notaron diferencia entre los efectos del placebo y del paracetamol en sí.

“Si bien el paracetamol se usa ampliamente, su eficacia para aliviar el dolor se ha establecido solo para un puñado de afecciones y sus beneficios a menudo son modestos”, explicaron los investigadores. A la vez, destacaron que “la evidencia de calidad alta o moderada de que el paracetamol es superior al placebo para aliviar el dolor estuvo disponible para solo 4 de las 44 condiciones dolorosas examinadas”.

Te puede interesar: “Hubo 22.039 nuevos casos de coronavirus en Argentina: 2.071 en Córdoba”

¿Cuándo es efectivo y cuándo no?

Entre los resultados del estudio, hubo evidencia de “alta calidad” para afirmar que el paracetamol es efectivo para el tratamiento de la osteoartritis de rodilla y la osteoartritis de cadera. También hubo evidencia de “calidad moderada” sobre su efecto en “mujeres con dolor perineal posparto temprano” y en el “alivio del dolor en personas con cefalea tensional episódica”.

Sin embargo, se comprobó que existe poca efectividad del paracetamol para tratar el dolor lumbar agudo. También se hallaron pruebas para afirmar que este analgésico tampoco sirve para aliviar el dolor de garganta durante el resfrío común, las migrañas en niños y adolescentes y el dolor después de una cirugía dental en los niños. En el caso de dolor posoperatorio, dolor lumbar crónico, dolor de cirugía endodóntica y dolor abdominal, los resultados no fueron concluyentes.

Llegando al final del informe, los investigadores destacaron que “aunque algunos ensayos han evaluado regímenes que pueden haber subestimado su utilidad, la aplicación clínica del paracetamol se guía principalmente por pruebas de baja calidad, en el mejor de los casos”.

“Nuestra revisión destaca la necesidad de ensayos grandes y de alta calidad para reducir la incertidumbre acerca de la eficacia del paracetamol para aliviar las condiciones de dolor comunes”, concluyeron en el informe.

Compartí la nota