Se llevará a cabo una nueva marcha mundial contra Monsanto

Se llevará a cabo una nueva marcha mundial contra Monsanto

Este sábado 18 de mayo, se realizará una nueva marcha mundial contra la multinacional Monsanto, principal productora de agroquímicos del mundo. Si bien la consigna apunta contra la empresa, el reclamo es mucho más extenso incluyendo a casi todos los actores que son parte del agronegocio. El pedido principal es contra los efectos adversos que este tipo de productos generan en la salud humana y en el ambiente.

Corría el año 1996, Menem era el presidente de la Nación y el actual diputado nacional Felipe Solá era el Secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca de Argentina. En ese entonces, la multinacional Monsanto arribaba a nuestro país con su semilla transgénica RuoundUp Ready, la cual es denominada en su página como “ una tecnología que hace que los cultivos sean tolerantes a herbicidas de la familia Roundup (pesticidas producidos por la misma empresa)”.

En una nota de Página 12 del año 2009, Horacio Verbistsky indica: “El expediente administrativo que fundamentó la autorización firmada en 1996 por Felipe Solá para introducir en la Argentina la soja transgénica de Monsanto resistente al herbicida glifosato tiene apenas 136 folios, de los cuales 108 pertenecen a informes presentados por la misma multinacional estadounidense”. El autor afirma también que la autorización dictada se firmó en sólo 81 días sin prestar atención a la aparición de “efectos no deseados” de la soja transgénica.

De esta manera, se produjo un incremento de la producción agrícola en la Argentina pero también se dio el inicio del modelo del agronegocio en nuestro país, estructura caracterizada por la utilización de estos pesticidas cancerígenos que enferman a la población y al ambiente, hecho por demás demostrado.

Resultado de imagen para fuera monsanto
Desde hace años, diversas agrupaciones se organizaron para luchar por la erradicación de Monsanto en Argentina por los problemas que genera el agronegocio en la salud humana y ambiental. Foto: ANRed.

La marcha mundial contra Monsanto

A fines de 2012 y principios de 2013 en California, Estado Unidos los ciudadanos votaron por la denominada Proposición 37, un proyecto de normativa que regulaba el etiquetado de productos alimenticios transgénicos. A partir de ella, se formó un movimiento ciudadano denominado “Derecho a Saber” en donde los integrantes buscaban la aprobación de la proposición buscando conocer el contenido de sus alimentos.

Paralelamente, las empresas productoras y comercializadoras de alimentos con Monsanto a la cabeza, iniciaron y financiaron una campaña en contra de esta proposición ya que significaba un golpe rotundo para sus ventas. Imaginemos el efecto que puede tener en el consumidor, conocer por ejemplo, que los cereales azucarados de la marca más conocida que consume todos los días son transgénicos y que afectan su salud. En Argentina, si bien se han presentado proyectos de etiquetado de productos transgénicos, nunca han sido aprobados.

Finalmente, el 53’7% de  la población votó en contra de la Proposición 37, desestimando la normativa. Pero este año, luego del fracaso de la proposición se realizó la primer marcha mundial contra Monsanto de la cual participaron más habitantes de países y ciudades en todo el mundo.

Este sábado 18 de mayo, nuevamente las agrupaciones ambientales movilizarán por el “día mundial contra Monsanto”. En Córdoba, la convocatoria fue realizada por la organización Madres de Barrio Ituzaingó, quienes llevan adelante una lucha constante de años como la Concentración de los Barbijos, donde exigen justicia por los afectados a causa de fumigaciones que enferman y matan. 

No hay descripción de la foto disponible.

Ampliación de la movilización

Nuestro país es el tercer productor mundial de alimentos transgénicos, detrás de Brasil y Estados Unidos. Pero se afirma que somos el mayor consumidor de este tipo de alimentos per cápita. Es por ello que la marcha contra la multinacional Monsanto, se ha ampliado en lo que respecta a sus objetivos y reclamos.

Desde el evento de Facebook de la marcha en Buenos Aires, indican que el reclamo sirve en contra del agronegocio en general y sus principales actores (Además de Monsanto, Syngenta, ChemChina, Dow, DuPont, Basf”, Agrofina, Atanor, Tecnomyl, Rinder, Agro/max, Agrosuma, Arysta, entre otros). Además, se apunta contra toda la cadena comercial que termina en los supermercados donde los consumidores pueden adquirir estos productos.

Reproducimos unos párrafos completos de la invitación al evento: “Cientos de estudios científicos garantizan que estas sustancias provocan nacimientos de niños/as con malformaciones, abortos espontáneos, infertilidad, leucemia, enfermedades renales, lupus, problemas neurológicos, afecciones respiratorias severas, dermatitis, y otras tantas enfermedades entre las que se destaca el cáncer. En áreas rurales la tasa de cáncer llega a cuadriplicar la media nacional.

Pero no es sólo un problema que afecta a personas que viven en la región agrícola del país, sino que afecta de manera indirecta y más paulatina a todas las personas que lo habitamos. Ingerimos estos químicos en cada uno de nuestros alimentos, ya que siendo o no de semillas transgénicas, la totalidad de los cultivos utilizan altísimas dosis de agrotóxicos. Tenemos contacto con ellos también, con cada producto que contiene algodón (toallitas, tampones, pañales, gasas, etc.). Estas pequeñas dosis que ingerimos a diario se van acumulando en nuestro organismo, que no está preparado para metabolizarlos y eliminarlos.

Pese a los comprobados efectos sobre la salud y la tierra, la frontera agrícola continúa expandiéndose, provocando desmontes, desplazamiento de pueblos originarios y campesinos, pérdida de biodiversidad, mortalidad en peces, muerte masiva de abejas, contaminación genética, desertificación del suelo e inundaciones”.

 

Por El Resaltador