Actualidad

No es eterna pero casi

Sara Hebe volvió a pasar por Córdoba, en la gira de su quinto álbum “Sucia Estrella” y lo hizo de la mano de un público que, no importa cuando leas esto, siempre tiene ganas y perreo para ese encuentro.  Por Julieta Ferreyra Después de 13 años de trayectoria, la artista propone una ruptura de estética […]

🕒  6 minutos de lectura

 | 

Sara Hebe volvió a pasar por Córdoba, en la gira de su quinto álbum “Sucia Estrella” y lo hizo de la mano de un público que, no importa cuando leas esto, siempre tiene ganas y perreo para ese encuentro. 

Por Julieta Ferreyra

Después de 13 años de trayectoria, la artista propone una ruptura de estética para mostrar su esencia de siempre con un poco más de rock y cachengue. El álbum"Sucia estrella" está compuesto por 14 canciones, algunas salieron previo a la idea del disco, y no tienen desperdicio. El reclamo, la denuncia, y el grito por un mundo más justo, eso es Sara.

El material tiene grandes colaboraciones como la de Ana Tijoux en la canción “Almacén de datos”, la de Juliana Gattas en “ATP”, Rattlesnakke en “ A Salvar”, Sassyggirl en “Dale” y The Colorated en Dharma 

En su paso por la Ciudad conversamos con ella, para saber en qué anda pensando, cómo la ve. Una horita antes del show, se encontró con EL RESALTADOR, en una entrevista tan íntima como agradable. Esto nos decía. 

Para empezar, queremos tu palabra sobre el proceso creativo de “Sucia estrella”, un disco que combina mucho rock, perreo hasta el suelo y denuncia. 'Puras wachas' es puro erotismo y denuncia ¿Cómo fue? 

  • Empecé a sacar singles como Teta, Refix , México y después seguí con diferentes productores. El álbum arrancó con estos dos últimos temas, que tenían ese punch ya un poco más popero y housero y techno. En Puras Wachas hay un erotismo y también hay un reclamo de libertad. También creo que ahí hay un ejercicio de libertad, ¿No?, al no juzgarme y darme libertad yo misma de escribir como me salga. Sería interesante alguna vez escribir con alguien también. A veces consulto con amigues que escriben muy bien '¿Che qué tal esto?', pero es bastante solitario mi proceso. Con el beat o ir al estudio hay un ida y vuelta con el productor o con las amigas que hacen los FT. En otros temas que se fueron dando como 'cheto mal', ya me fui de cabeza a una especie de techno para poguear que me parece muy necesario, y que tiene que ver con una estética nueva que tiene “Sucia Estrella”.

Empezaste en la "Hija del loco" y con el paso de los años permanece una coherencia en tu discurso, que guarda el reclamo y la denuncia. En "almacén de datos" hablás de cierta ironía pero el concepto de la autogestión está desde siempre. ¿Cómo la ves? 

  • Elegimos la autogestión, es la manera que yo tengo de hacer las cosas. A la vez hay una industria enorme y se hace difícil sostener los proyectos y de eso va 'almacén de datos'. Lo bueno que tiene es que es un chiste también, entonces sale de la queja - con la queja no se hace nada-, poder reírnos está bueno y es un poco más inventar algo o transformar algo. A veces angustia o sentimos cansancio de bancar propuestas independientes, en este momento en donde la industria está en su mejor momento, el capitalismo está en su mejor momento, es difícil, pero bueno ahí está la exposición de lo que sentimos en esa letra, que surgió de charlas con Ana Tijoux por teléfono.

¿Podés contarme un poco más sobre esta colaboración con Ana?

  • Es una charla íntima que se hace pública, es totalmente genuina y honesta y sí, somos independientes pero quién es independiente 100%, bueno, solo algunos. Creo que muchos artistas de ahora, que están en el mainstream también son autogestivos, y tienen libertades que han sido ganadas ante las corporaciones enormes. Creo que son muy inteligentes las jóvenes y los jóvenes, aunque algunos ¿no?, veo  que tienen su impronta y pueden llevar adelante su singularidad en el hecho artístico, por más que este sistema no hace más que uniformarnos, en lo estético y en lo lírico, todas las canciones parecen iguales.

Una vez dijiste que te gusta juntar gente ¿Qué encontrás ahí? 

  • Una potencia vital, para una revolución se necesita que la gente esté junta, unida y organizada. Y media desorganizada también, algo revolucionario es algo que sucede así, sin pensar, sin organizar mucho de antemano, es cuando ya hay tanto dolor que sale todo el mundo a la calle, a romper todo. A mi me gusta juntar gente desde chica, para que me miren y también para provocar un ruido, para que ese ruido resuene. Todo esto lo pienso ahora, cuando era chiquita jugaba a esto mismo que hago ahora, hacer un show,  y también, es como una magia ahí , la música, ese momento… Cuando voy a ver un show, no voy tanto pero, es fantástico, ver el teatro...ver a alguien haciendo algo es un gesto amoroso, ¿no? Tan genuino, tan lindo, para mi es emocionante. Esta bueno valorar poder juntarnos porque tenemos en la memoria esos momentos en los que no se podía. Juntar gente para potenciarlos social y políticamente como frente antifacista y para divertirnos, y después también poder estar en  soledad también, ¿no?

¿Cómo fue el reencuentro con los escenarios post pandemia?  

  • Yo re manija apenas abrió todo vine a Córdoba, estuve en Capital. El reencuentro lo máximo. Ahora está jodido, hay mucha oferta de show, y está difícil vender entradas, pero la mejor con poder volver a tocar. 

Estuviste en Europa, ¿Cómo son esas giras, son solo guetos argentinos o cómo es la recepción de la gente? Tengo una amiga que te fue a ver en Amsterdam … 

Estuvo buenísima esa fecha, en un lugar emblemático de amigos y amigas okupas que resisten en territorios siempre, creando modos colectivos de vivir y de vincularse. Hicimos 28 shows en toda la gira, por eso estoy re cansada. Va gente de todos lados, alemanes que son fanáticos de lo latino, que tienen parejas latinas, personas de Chile, Perú, Bolivia, que están viviendo allí. En España hay público de ahí y la comunidad latina que habita ese país y que nos espera un montón a mi y a todas las bandas porque eso es como un pedazo de tierra que llevas. 

Algunas canciones tuyas como Rayan o México hablan de viajar o de vínculos a la distancia ¿Son historias que te gusta contarnos? 

  • Rayan fue de los aviones y de viajar. A veces digo que hacer música fue el invento que me hice para conocer el mundo que era mi sueño de chica, conocer el mundo lo más que pueda. El tema 'México' fue porque me enamoré del país y tuve un chongo. Además las hice en la pandemia, el hecho de no poder movernos y no poder viajar me parece lo peor. Amo la libertad de migrar y esto más allá de lo banal de poder ir a turistear, ir a tocar no es banal porque es ir a trabajar, pero qué importante el derecho de migrar. Hay tanta gente en las fronteras, sufriendo, desde antes del covid-19 y esto es por todo el abuso de poder y el colonialismo. Así que por eso flasheo bastante en canciones, más allá de los relatos íntimos de historias de amor, con el gran valor de poder migrar y movernos libremente. También en Chiri que surgió por ir a ver en qué estaban las trabajadoras sexuales de Casa Roja, Ammar, Las Putas Feministas ahí en constitución, tan hostigadas en la pandemia, como los laburantes de Rappi.

El recital de Sara no solo estuvo lleno de power, sino que el sentido de pertenencia, de compartir reclamos, de saltar al unísono con un grupo humano reafirmó todo lo que charlamos previamente con la artista.

Enterate acá
Enterate acá

Relacionado

Enterate acá

Más de lo último