Movilizaron por el contexto sanitario en las cárceles de Córdoba

Familiares y afines a personas privadas de su libertad concentraron frente a Tribunales 1, para visibilizar la falta de medidas sanitarias de contención de Covid-19 en las cárceles de Córdoba.

Alertan que el coronavirus ingresó a las penitenciarias, “y el hacinamiento, la falta de higiene y atencion medica y los nulos protocolos anti covid se están llevando de a poco a nuestrxs familiares, amigxs, vecinxs”.

Desde el colectivo de familiares y afines, denuncian que el viernes 25 de septiembre falleció un joven más en la cárcel de Bouwer. Pero la justicia y las autoridades siguen sin decir nada.

“Seguimos exigiendo a los jueces y fiscales que autoricen la vida y los ddhh de las personas privadas de su libertad”, expresa el comunicado que invitaba a movilizar.

Te puede interesar: Coronavirus, reclaman mejores condiciones en las cárceles de Córdoba

Ayer, la activista Adriana Revol, escribió en Agencia para la Libertad, que hay “centenares de personas contagiadas en todas las unidades. Están sin atención médica, ni paracetamol tienen. Los presos y cautivas están sin visita hace seis meses, pero lxs empleadxs del servicio penitenciario anduvieron de fiesta, no se cuidaron”.

En relación al párrafo anterior, agregó “El colmo fue un director de la Unidad de Contención del Aprehendido, que teniendo el resultado positivo, igual se presentó a  trabajar”.

Revol señaló que se realizan pocos hisopados, en esa línea, recordó que el único hisopado a todos los presos de un pabellón, se hizo en Río Cuarto -al pabellón ocho-. El resultado arrojó cuarenta y ocho positivos.

“En Villa María dieron positivo personal del servicio penitenciario, y tres presos que trasladaron desde la UCA, de los cuales liberaron a uno que su salud se había complicado, dicen que terminó muriendo en el hospital Pasteur (hay que corroborar la información). También dió positivo un detenido en el pabellón dieciséis, y otro en el pabellón cuatro”, escribe la activista.

La situación provincial es alarmante. No pasa en una sola ciudad, son varias las localidades afectadas por la falta de insumos para prevenir los contagios, y de testear a los casos sospechosos.

“Dificilísima situación es la que se vive en Cruz del Eje, prisión a la que llevaron varios de los internos que les había dado positivo estando en la UCA y en Bouwer. Aquí también los enfermos son aislados en el espacio destinado a la visita íntima y en los calabozos, los covid positivos (de los pocos que les hicieron hisopados) están en donde era el neuropsiquiátrico”, resalta Revol.

Río Cuarto, Villa María y Cruz del Eje son solo algunos ejemplos donde las personas privadas de libertad son expuestas al contagio. Por eso marcharon esta mañana, para visibilizar ese contexto.