Las metas de conservación de la biodiversidad no se cumplirán este año

Según un nuevo informe del Convenio sobre la Diversidad Biológica de la ONU (CDB), ninguna de las 20 metas para conservar la biodiversidad propuestas para el 2020 se cumplirán. El mismo organismo propone 8 transiciones para intentar revertir el daño ambiental.

Según el informe Perspectiva Mundial sobre la Diversidad Biológica de la ONU, ninguna de las 20 metas de conservación de la biodiversidad previstas para el 2020 se cumplirán. Para revertir este lamentable escenario ambiental, el mismo organismo propone 8 transiciones para intentar revertir el impacto en nuestra biodiversidad.

Lamentablemente, y a pesar de los avances que registran algunas partes del mundo, el panorama para el ambiente sigue empeorando y la naturaleza sufre severamente la acción del hombre. Estas 20 metas de las que habla el informe son las Metas de Aichi para la Diversidad Biológica, establecidas en 2010. Las mismas aplican a todos los países, con el fin de salvar a la diversidad biológica y de mejorar los beneficios que de ella obtienen las personas.

Así, según los sextos informes nacionales del CDB y los últimos hallazgos científicos, sólo se han logrado 7 de los 60 elementos que conforman las 20 metas de Aichi. A la vez, se evidencia progreso en otros 38, lo que indica que dichos objetivos no se alcanzarán. Estos elementos tienen como objetivo prevenir la extinción de las especies y reducir la contaminación por plásticos. Además, buscan gestionar de forma sostenible las reservas de peces.

Los avances son menores a los retrocesos

Si bien hubo algunos progresos, como el retroceso de un tercio de la deforestación, la ONU asegura que esos logros se han visto amenazados. Un ejemplo es cómo se revirtió la deforestación en el Amazonas. Además, la protección en algunas zonas todavía no se ha hecho efectiva.

Así, el informe antes mencionado concluye que de los 20 objetivos, sólo seis se lograron parcialmente. Estos se enmarcan dentro del plazo establecido de una década, que culmina este año. Los seis objetivos parcialmente cumplidos responden a diferentes aspectos.

La meta 9 apunta a que este año, se hayan identificado y priorizado las especies exóticas invasoras y sus vías de introducción. Además, trabajar para controlarlas y erradicarlas. La 11 tiene que ver con que al menos el 17% de las zonas terrestres y de aguas continentales y el 10% de las zonas marinas y costeras, se conserven por medio de sistemas de áreas protegidas. La 16 está relacionada con el Protocolo de Nagoya. Este refiere al acceso a los recursos genéticos; además de la participación justa y equitativa en los beneficios que se deriven de su utilización. 

Por su parte, la meta 17 apuntaba a que para 2015, cada parte tuviera una estrategia y un plan de acción nacional en materia de diversidad biológica. La 19 apunta a que en 2020, se habrá avanzado en los conocimientos, la base científica y las tecnologías referidas a la diversidad biológica. Finalmente, la meta 20 está relacionada con que a más tardar este año se de una movilización de recursos financieros para aplicar de manera efectiva el Plan Estratégico para la Diversidad Biológica.

La Rana Toro fue declarada dañina para la biodiversidad de Argentina -  Argentina Ambiental
Rana Toro, especie dañina para la biodiversidad argentina

La ONU propone 8 transiciones para cuidar al planeta

  • 1. Tierras y bosques: conservar ecosistemas intactos, restaurar ecosistemas, combatir y revertir la degradación. Usar la planificación espacial a nivel de paisaje para evitar, reducir y mitigar el cambio de uso de la tierra.
  • 2. Agricultura sostenible: rediseñar los sistemas agrícolas mediante enfoques agroecológicos. Además de otras innovaciones para mejorar la productividad y minimizar los impactos negativos sobre la biodiversidad.
  • 3. Sistemas alimentarios sostenibles: facilitar dietas sostenibles y saludables con un mayor énfasis en la diversidad de alimentos, en su mayoría de origen vegetal, y un consumo más moderado de carne y pescado. Disminuir drásticamente el desperdicio en las fases de suministro y consumo de alimentos.
  • 4. Pesquerías y océanos sostenibles: proteger y restaurar los ecosistemas marinos y costeros. Recuperar las pesquerías, la gestión de la acuicultura y otros usos de los océanos. Esto es para garantizar la sostenibilidad y mejorar la seguridad alimentaria y los medios de vida.

Planes de acción para cuidar al planeta

  • 5. Las ciudades y la infraestructura: desplegar “infraestructura verde” y hacer espacio para la naturaleza dentro de los paisajes urbanos. Esto es para mejorar la salud y la calidad de vida de los ciudadanos, además de reducir la huella ambiental de las ciudades y la infraestructura.
  • 6. Agua dulce sostenible: promover un enfoque integrado que garantice los caudales de agua requeridos por la naturaleza y las personas, mejore la calidad del agua, proteja los hábitats críticos, controle las especies invasoras y salvaguarde la conectividad para permitir la recuperación de los sistemas de agua dulce desde las montañas hasta las costas.
  • 7. Acción climática sostenible: impulsar las soluciones basadas en la naturaleza, junto con una rápida eliminación del uso de combustibles fósiles, para reducir la escala y los impactos del cambio climático. Que se proporcionen beneficios para la biodiversidad y otros objetivos de desarrollo sostenible.
  • 8. Salud. Trabajar hacia una salud que incluya la biodiversidad. Gestionar los ecosistemas, incluidos los agrícolas y urbanos. Así como el uso de la vida silvestre, a través de un enfoque integrado que promueva la salud de las personas y los ecosistemas.
×