Lanzaron en Diputados la campaña contra el hambre “Comer Bien”

Lanzaron en Diputados la campaña contra el hambre “Comer Bien”

Los movimientos populares como Barrios de Pie, CTEP y CCC presentaron la campana “Comer Bien” mediante el diputado nacional del Movimiento Evita, Leonardo Grosso. Allí, participaron los jefes de los distintos bloques y especialistas sobre las políticas de acceso a los alimentos.

Los movimientos populares lanzaron en el Congreso la primera actividad de “Comer Bien”, una campaña de instalación en la agenda pública del problema del hambre en la Argentina. La movida busca ampliar los apoyos para la sanción del proyecto de ley de emergencia alimentaria y, al mismo tiempo, impulsar la definición de políticas de acceso a alimentos de calidad.

En principio, el diputado nacional Leonardo Grosso señaló que el hambre es un “problema grande y grave” y que “tenemos que abordarlo”. Además, dejó en claro que en Argentina hay “tres millones de indigentes, 14,5 millones de pobres, la mitad de los niños son pobres y uno de cada tres niños asisten a comedores” .

La campaña “Comer Bien” plantea tres ejes fundamentales. En primer lugar, se busca crear “un registro nacional de comedores, merenderos y ollas populares” porque “no existe una información única alrededor del tema”.

El segundo punto es realizar “capacitaciones articuladas con universidades y organizaciones sociales” para quienes asisten a los comedores, sobre temas como la nutrición y la alfabetización, entre otros.

Por último, la iniciativa plantea generar “la cultura del encuentro, de la que habla el papa Francisco” mediante charlas debate y diálogos.

La voz de especialistas

Partícipe del panel, el reconocido neurólogo Facundo Manes aseguró que “la mayor prioridad que tenemos que tener es unirnos para vencer el hambre”, el cual es “inhumano” y una “hipoteca social”, que además “impacta en la capacidad de aprender”.

El doctor explicó que “el cerebro se termina de desarrollar entre los 20 y 25 años” y para su “buen desarrollo” es “necesaria la alimentación adecuada y los estímulos cognitivos y afectivos”. En ese sentido, no sólo remarcó los niños que pasan hambre sino aquellos que están también mal nutridos, como el “40 por ciento de los chicos de 10 años” .

Por su parte, el diputado Daniel Arroyo, exministro de Desarrollo Social bonaerense, indicó que para esta campaña tiene que haber una regla y siete propuestas. “La regla tiene que ser que comer tiene que ser barato“, sostuvo.

Y, en cuanto a las propuestas, habló de descentralizar los recursos, enviando fondos a las provincias y municipios, quitarle el IVA a los alimentos de la Canasta Básica, dar créditos blandos a las cooperativas de la economía popular y “meterse en la intermediación por la que un litro de leche, que un tambo vende a 7,50 pesos, llega a las góndolas a 50 pesos” .

También participó la economista Cecilia Todesca del Grupo Callao, quien apuntó que el Estado no puede limitarse a dar créditos blandos para garantizar la soberanía alimentaria. “Debe traccionar la producción local de alimentos frescos utilizando la compra pública como vector del desarrollo, atando estas compras a la demanda de los comedores escolares”. Así, se generaría empleo y fortalecimiento de las cooperativas.

Estuvieron entre el público legisladores de la mayoría de las bloques: Agustín Rossi, Emililio Monzó, Victoria Donda, Felipe Solá, Mariano Recalde, Facundo Moyano, Graciela Caamaño. También los dirigentes docentes Roberto Baradel y Silvia Almazán, y los referentes de los movimientos sociales Daniel Menéndez, Emilio Pérsico y Dina Sánchez, entre otros. La capacidad de la sala se llenó con integrantes de las organizaciones, muchos de ellos mujeres responsables de los comedores.