La Provincia y Abuelas avanzan en la recuperación de nietos y nietas

El ministro de Justicia y DDHH de la Provincia, Julián López, firmó un convenio con la titular de Abuelas con el fin de facilitar la identificación y búsqueda de nietos y nietas.

Este martes, el ministro de Justicia y Derechos Humanos de Córdoba, Julián López, y la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto firmaron un convenio para dar continuidad al programa “Digitalización de actas de nacimiento por la identidad”.

El objetivo es facilitar la identificación y búsqueda de nietos y nietas con identidades apropiadas durante la última dictadura cívico militar. 

Te puede interesar: Se abre una nueva etapa en políticas públicas en discapacidad.

“Es un convenio muy valioso por la digitalización de las partidas de nacimiento, en una franja etaria que va del ‘75 al ’83, que comprende el nacimiento de estos 500 nietos que suponemos son los sustraídos durante esa gestión nefasta de dictadura que esperemos que no se repita más”, aseguró Carlotto, quien se manifestó “encantada con esa juventud comprometida que tiene el gobierno de Córdoba”.

Además, la referenta de Abuelas aprovechó para “mandarle nuestro cariño al gobernador (Juan) Schiaretti, nuestro reconocimiento por la ruta que está permitiendo tener a las Abuelas, la seguridad de nuevas señales en donde puedan estar los nietos que estamos buscando con tanto amor”.

El programa está vigente desde julio pasado y gracias al trabajo conjunto del ministerio de Justicia y de Abuelas, se sostiene un grupo de 20 personas dedicadas exclusivamente a la digitalización de las 452 mil actas de nacimiento que se inscribieron en el Registro Civil de la provincia de Córdoba entre 1976 y 1983. 

Es posible que entre las partidas estén las de los hijos e hijas de las 11 mujeres embarazadas desaparecidas en Córdoba, entre ellas, Silvina Parodi, la hija de Sonia Torres, presidenta de Abuelas Córdoba.

El convenio que se firmó contempla también la participación del ministerio de Finanzas de la Provincia, de quien depende actualmente el Registro Civil de Córdoba. Los cuatro mil libros están depositados en un ala especial del registro de la calle Caseros. Fueron extraídos del Archivo General y permanecen guardados con la exigencia de conservación que indican los protocolos. Están al resguardo, con luz fría y tenue, distancia del piso, no más de cuatro libros apilados y alejados de cualquier elemento de riesgo.

En otro sector, un grupo de 17 jóvenes pasantes trabaja en dos turnos, supervisados por personal del Registro y de Abuelas, para escanear, procesar las imágenes y luego guardarlas.

Por Cristian Dominguez

×