La indignas condiciones en las que trabajan los repartidores de Amazon

Se confirmó que parte de su personal tiene que orinar en botellas de plástico durante su jornada de trabajo, tras encontrar pruebas que comprometen a la empresa.

Cuando las pruebas fueron innegables, Amazon reconoció que parte de su personal se ha visto obligado a orinar en botellas de plástico durante su jornada laboral. Se trata de los conductores que hacen los envíos de la empresa. El hecho se conoció tras las acusaciones que hizo Mark Pocan, del partido demócrata de Wisconsin, EE.UU., en Twitter. “Le debemos una disculpa al representante (demócrata) Pocan”, publicó el gigante del comercio electrónico en su página web.

A pesar de haber admitido la culpa, Amazon añadió que todos sus centros de logística cuentan con el espacio adecuado para que sus empleados y empleadas puedan ir al baño.

“Pagar a los trabajadores US$15 por hora no te convierte en un lugar de trabajo progresista cuando dificultas la formación de sindicatos y haces que los trabajadores orinen en botellas de agua”, twiteó Pocan la semana pasada. Al parecer, la empresa se opone a que sus trabajadores en Alabama conformen un sindicato.

Antes de admitir su grave falta, decidieron responder al twit anterior de la siguiente manera: “No se cree realmente lo de orinar en botellas, ¿verdad? Si eso fuera cierto, nadie trabajaría para nosotros”. Ante esta ida y vuelta de mensajes en redes sociales, los medios estadounidenses recurrieron a testimonios de trabajadores de la empresa y confirmaron lo que denunció Pocan.

En líneas generales, las y los empleados informaron que esto sucede por una presión implícita de cumplir con los plazos de entrega estipulados. De este modo, para llegar a horario con sus tareas, han tenido que recurrir a prácticas como la de orinar en una botella. “De lo contrario acabaremos perdiendo nuestros trabajos por [tener] demasiados paquetes [catalogados] como no entregados”, informó Halie Marie Brown, que trabajó como repartidora en Amazon.

Te puede interesar: “Según la revista Forbes, el 86% de los millonarios aumentaron su patrimonio durante la crisis”

Amazon

Empresa grande, respuestas tibias

Entre los justificativos de Amazon, miembros de la empresa acotaron: “sabemos que los conductores podrían tener, y tienen, problemas para encontrar baños debido al tráfico o a veces a las rutas rurales. Ese fue especialmente el caso durante la covid, cuando muchos baños públicos estuvieron cerrados”. Asimismo, la compañía apuntó que este problema es “una cuestión antigua en todo el sector” y aseguró que “les gustaría resolverlo”.

Respecto a la sindicalización de sus empleados, la compañía frustó todos los intentos que han tenido lugar en Estados Unidos. En Bessemer, Alabama, las y los trabajadores votaron la semana pasada. Fue para decidir si quieren ser representados por el Sindicato de Minoristas, Mayoristas y Grandes Almacenes. Una vez más, Amazon se opuso. La situación difiere mucho de la situación europea, ya que la mayoría de las instalaciones en aquel continente están sindicalizadas.

Compartí la nota