La emergencia climática vista por científicos

La emergencia climática vista por científicos

Más de 11.000 científicos alrededor del mundo declararon el estado de “emergencia climática”. En un informe de alcance internacional, se advierte la “amenaza catastrófica” que nos asecha y cómo evitarla.

Un informe de carácter internacional, publicado en la revista BioScience, recabó información proveniente de 40 años de literatura científica y buscó el apoyo de más de 11.000 científicos alrededor del mundo. ¿Qué arrojó? La declaración de la “emergencia climática”.

Este estudio, además de funcionar como alerta a nivel internacional, rescata seis medidas propuestas por sus autores, a los fines de hacer frente a la amenaza climática.

En definitiva, el problema no sólo pasa por el aumento de las temperaturas, sino de una amplia gama de “peligros derivados de un calentamiento del planeta”, remarca el informe. Este problema involucra áreas científicas, políticas y sociales.

Una cuestión central dentro de este informe, es que a pesar de tener seis puntos donde se propone un cambio, todos ellos se reducen a uno solo: “es necesario un cambio social masivo“. También se advierte que debemos “consumir de otra forma, entender que los recursos son limitados”.

Según David Vieites, uno de los 11.333 científicos involucrados en el estudio, la importancia de este no radica en su novedad, sino en la capacidad de sintetizar el problema y ofrecer una perspectiva general con posibles soluciones.

“Uno de los grandes errores es, precisamente, considerar a las distintas áreas relacionadas con el cambio climático como compartimentos aislados, cuando, en realidad, están interrelacionadas“, plantea el científico Pablo Acebes, cuando se refiere a los seis puntos del estudio.

La energía

Cambiar el modelo energético se posiciona como primer punto del estudio, el cual se orienta a reducir y finalmente eliminar el uso de recursos fósiles. En el informe, se aclara que recursos como el Sol sin son ilimitados, pero que no estamos usándolos lo suficiente.

Contaminantes de vida corta

En segundo lugar, el informe remarca que no sólo nos afecta la emisión de dióxido de carbono, sino también el carbono negro, el ozono troposférico, el metano o los hidrofluorocarbonos. Evitar estas emisiones contribuiría a la salud humana, la contaminación del aire y se reduciría la tendencia de calentamiento a corto plazo.

Naturaleza

El tercer punto a tener en cuenta involucra restringir la deforestación masiva, así como restaurar y proteger los ecosistemas. A través de estas acciones, los científicos destacan que de esta forma de puede captar gran parte de la emisión de gases contaminantes.

Alimentación

Como cuarto punto, consumir menos carne y más vegetales sería un cambio que “reduciría significativamente las emisiones de metano y otros gases de efecto invernadero“. A la vez, reducir la cantidad de comida que se tira también marcaría una gran diferencia.

Economía

El quinto punto de este informe propone nuevas formas de crecimiento económico, reformulando las maneras de llegar a este. Por un lado, transformar la dependencia de los combustibles de carbono, disminuir la explotación de los ecosistemas y la extracción de minerales.

Demografía

El último punto de este informe se enfoca en el control demográfico: estabilizar la población global, debido a que las tasas de natalidad descendieron pero de manera muy lenta. “Si no se controla el crecimiento y no hay recursos para todos, la población reventará“, advierte Vieites.

Por Carmela Laucirica