En Jujuy le negaron la ILE a una niña de 12 años que fue violada

La menor había solicitado la interrupción del embarazado. En su lugar, le realizaron una microcesárea durante el segundo trimestre de un embarazo gemelar.

Una niña jujeña de 12 años fue sometida a una microcesárea tras solicitar la ILE desde el primer momento. Se trata de un embarazo gemelar producto de una violación, el cual fue intervenido en el segundo trimestre para preservar la vida de ambos bebés. La Red de Profesionales de la Salud por el Derecho a Decidir expresó su preocupación por el estado de salud de la menor.

Así, hablamos de otro caso en el que una niña es obligada a parir, a pesar de manifestar su deseo de acceder a la ILE. Más aún, a pesar de haber sido víctima de una violación, el sistema de salud hizo caso omiso a su pedido, sometiéndola a un parto.

Respecto a estos casos, la Red de Profesionales de la Salud por el Derecho a Decidir recordó que en enero del año pasado una niña oriunda de la ciudad de San Pedro debió pasar por lo mismo. Desde la organización expresaron su asombro, no podían creer que suceda algo así nuevamente dado que hay organismos garantes de la ILE en la provincia.

Hace aproximadamente una semana, la menor ingresó al Hospital Materno Infantil Héctor Quintana, con un embarazo avanzado. Según la Red de Profesionales de la Salud por el Derecho a Decidir, “hubo una vulneración espantosa por parte del Estado” ya que la niña solicitó la ILE desde el primer momento.

Te puede interesar: “ONU Mujeres y Twitter contra la violencia de género”

Estamos hablando de niñas, no de madres

En el comunicado que ofreció la Red de Profesionales, se indicó cómo la Dirección Nacional de Salud Sexual ofreció solucionar la situación inmediatamente, sobre todo para preservar la integridad física y emocional de la menor. Incluso, se barajó la posibilidad de trasladarla a otra provincia para el procedimiento.

Desafortunadamente, miembros del Ministerio de Salud de Jujuy rechazaron esta propuesta y le negaron el derecho a la ILE a la menor. “No fue una ILE, sino fue una cesárea post maduración fetal con la única intención que esos fetos tengan posibilidades de vida, desestimando la salud física y emocional de la niña”, dijo a Página 12 la trabajadora social Marina Ariza, quien forma parte de la Red de Profesionales antes mencionada.

Ariza mencionó también “el altísimo riesgo obstétrico y vital que corre una niña embarazada siendo menor de 13 años“. Además, añadió que tiene grandes consecuencias psicoemocionales “el dar a luz algo que ha sido impuesto violentamente sobre su cuerpo y su vida“. “Así, reafirmamos cuánto hay de cierto cuando hablamos de maternidades forzadas”, dijo Ariza.

El Estado es responsable

Cabe destacar que esta niña está a cargo de la Defensoría de Menores, dada la situación judicial de sus progenitores. De esta manera, Ariza plantea que el Estado se ha convertido en “su adulto referente”. Según la trabajadora social, “cada día se hace la diferencia y acá no se llamó al equipo garante ni bien se tomó conocimiento del caso y se puso en peligro la vida de la niña”.

Marina Ariza aseguró que la niña está físicamente bien, pero explicó que si tenemos en cuenta a la salud como algo integral, “sabemos que su estado es complejo”. Actualmente, Jujuy adhiere al Protocolo para la atención integral de las personas con derecho a la interrupción legal del embarazo. Asimismo, creó un protocolo específico junto a Unicef para garantizar la ILE a menores de 15 años.

Entonces nos preguntamos: ¿por qué esta niña no pudo acceder a la ILE?