El aborto con medicamentos es el más seguro

La Interrupción Voluntaria del Embarazo marca la agenda mediática y el debate social. Una manera de realizar esta práctica es con el Misoprostol.

Especialistas sostienen que el aborto con medicamentos es una de las formas más seguras de realizar este procedimiento.

“No ha sido asociado a resultados negativos en la salud a largo plazo, redujo la mortalidad materna por aborto inseguro y ha mejorado enormemente el acceso a la interrupción del embarazo pues su uso ambulatorio resulta seguro, efectivo y aceptable hasta por lo menos las 12 semanas”, señala el documento ‘Misoprostol, un medicamento esencial’.

Dicho informe, fue desarrollado por la médica Gabriela Luchetti y la abogada Agustina Ramón Michel de la Red de Acceso al Aborto Seguro (Redaas).

En ese texto, además, se resalta que “muchas mujeres y profesionales de la salud prefieren este método frente al quirúrgico”.

A nivel internacional, el aborto con medicamentos es reconocido por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En relación al punto anterior, el organismo no solo calificó de “revolución tecnológica” la aparición del misoprostol para la interrupción del embarazo – entre las primeras 12 semanas de gestación-, también lo incluyó en su lista de medicamentos esenciales.

Siguiendo esa línea, Analía Messina, médica tocoginecóloga y titular del servicio obstétrico del hospital porteño, en dialogo con Télam, explicó como funciona esa sustancia:

“Se trata de un medicamento seguro para producir la interrupción del embarazo, ya sea que se trate de una interrupción voluntaria, o aquellas situaciones que requieran la expulsión de tejidos ovulares del útero, como en embarazos detenidos o perdidas gestacionales incompletas”.

La profesional, comentó que el aborto con medicamentos es seguro, y resaltó que durante el primer trimestre se puede realizar en forma ambulatoria.

El costo del aborto clandestino para el Estado

Si bien, el uso de misoprostol es una forma segura y eficaz de realizar una interrupción voluntaria del embarazo, acceder al mismo implica sortear diferentes obstáculos, por ejemplo, económicos o legales.

Y ese contexto impacta en el Gobierno. Según datos del Observatorio de Géneros del CEPA, el aborto clandestino le cuesta al Estado argentino $2.586 millones al año en gastos de internación.

Los datos que reflejan ese costo:

  • Aborto seguro: $6.082 (misoprostol).
  • Aborto inseguro con internación: $ 81.787.
  • Aborto inseguro con terapia intensiva: $132.000.

Según el CEPA, el aborto ilegal cuesta “hasta 21 veces más que el aborto legal, seguro y gratuito”.

Y cierra: “Con lo que le cuesta al Estado el aborto clandestino por 45.600 mujeres, se cubre el aborto seguro y gratuito de 425.177 mujeres”.

El aborto con medicamentos es seguro, el Gobierno debe garantizar su acceso para mujeres y personas gestantes, a quienes dicen que eso generará un gasto…miren las cifras anteriores.

Fuente: Télam; CEPA