Diversidad: exponer la intimidad de alguien sin su consentimiento es violencia

Hace unos, Yanina Latorre hizo referencia a Karina Jelinek en el programa LAM. En esa oportunidad, se explayó sobre la vida íntima de la modelo, sin su consentimiento. Hablamos con Muy Pute, activista e ilustrador, sobre estas prácticas invasivas que tenemos que desterrar.

Por Emi Urouro

Personajes de la farándula pusieron en agenda este tipo de avasallamiento sobre la vida personal. Esto no pasa solo entre figuras públicas, sucede diariamente en diferentes ámbitos.

Muy Pute realizó un descargo sobre el tema. Lo tituló “Sacar a alguien del clóset es violencia”. Quise indagar más sobre esa frase, es decir ¿Por qué comentar la intimidad de una persona constituye una práctica violenta?

“Hablar de la vida privada de alguien sin su consentimiento de por sí es violento porque se pone en lo público algo que a lo mejor una persona no tiene ganas de hablar, de exponer y de visibilizar”, comentó el activista.

Siguiendo la cita anterior, agregó que particularmente cuando se habla de la vida privada de alguien haciendo foco en sus vínculos sexo-afectivos se expone algo mucho más íntimo.

“En este caso lo que pasó fue que una periodista de espectáculos habló de la posible orientación sexual de una famosa llevando no sólo como primicia este tema (que no debería porqué serlo) sino que además la ‘sacó del clóset’, puso en lo público algo que Karina Jelinek por el motivo que fuese no está hablando y no tiene ganas de hablar”, señaló, en referencia al hecho que motivó la nota.

Muy Pute explicó que la modelo fue víctima de lo que se llama ‘outing’, es decir, cuando alguien te saca del armario sin tu consentimiento, y “esto es violencia”.

Como mencionamos al inicio de la entrevista, en la cuenta de Instagram , el activista e ilustrador hizo un posteo sobre el tema. Señaló algo que sucede en lo cotidiano: preguntarle a alguien si es gay, lesbiana, bi, trans solo por el hecho de sacarte la ‘curiosidad’, y hablar de ese tema sin que la otra persone haya dado lugar a eso.

“Esta práctica del ‘outing’ está muy naturalizada, fuera y dentro del colectivo de la diversidad. Esa ‘curiosidad’ de la que hablo es justamente la intromisión en la vida íntima de una persona para que dé explicaciones del porqué no es heterosexual”, aclaró Muy Pute.

En relación al punto anterior, comentó que la heterosexualidad es la norma y salirse de esa norma implica prácticamente que debamos rendir cuentas en lo público. Pero para el activista, esto no tiene que ser así.

“Creo que hay muchas variables a tener en cuenta cuando alguien sale o es sacade del clóset, pero hago foco en el círculo familiar sobre todo porque bien sabemos que la violencia intrafamiliar está muy presente cuando alguien no sigue con el mandato de la heterosexualidad”, profundizó Muy Pute.

En ese sentido, agregó que, en numerosos casos, se recibe mucha violencia, y no podemos saber si luego de esto esa persona va a ser echada de su hogar, maltratada física o psicológicamente.

A pesar de estar en pleno 2020, el entrevistado considera que sigue siendo un tema muy sensible.

“Tenemos que cuestionar de qué forma nos vinculamos en todos nuestros ámbitos. Si alguna persona no quiere contar sobre su intimidad está diciendo algo indirectamente. Capaz no siente ese espacio como un lugar seguro, y es ahí donde tenemos que preocuparnos y ocuparnos de hacer nuestros espacios lugares más amables, más de contención”, reflexionó el entrevistado.

Continuando con ese hilo de ideas, dijo que si alguien está intentando o piensa en sacar a otra persona del clóset, por el motivo que sea, que no lo haga. “Que primero empatice y a su vez que intente acompañar ese proceso, pero escuchando, no suponiendo”.

“Nos venden la salida del clóset como algo romántico, lindo, como una expresión de felicidad y libertad, pero lamentablemente se transformó en casi una obligación. Capaz no todo va a estar bien si alguien decide hacer pública su orientación sexual o identidad de género, es por eso que tenemos que poder cuidar a esas personas en primer lugar. Contener y no obligar. Acompañar y nunca presionar”, enfatizó Muy Pute.

Si bien, la comunidad diversa/disidente ha conquistado varios derechos- faltan más por conquistar- la discriminación hacia el colectivo sigue presente, ya sea porque impiden que personas donen sangre, o porque bajan banderas en parques.

Ante ese panorama, le pregunté si el contexto social actual favorece a que más personas puedan hablar de su intimidad. Me dijo que aún queda mucho camino por recorrer, y destacó la conquista de derechos y el haber ganado ciertas batallas culturales.

“En la actualidad, y sobre todo en este marco de pandemia, las redes sociales cobraron mucha relevancia, hoy en día las personas habitan muchos los espacios virtuales y creo que se ha democratizado mucho más el acceso a la información”, resaltó el ilustrador.

En relación a lo anterior, comentó que tenemos medios de comunicación independientes, profesionales, activistas, comunicadores, periodistas, influencers que generan espacios más seguros y cuidados en las redes sociales. “Sin duda hoy podemos hablar de ciertos temas que antes no y eso es una enorme conquista”.

×