Diseñan dispositivo que permite que dos pacientes usen un mismo respirador

Científicos argentinos explicaron que este instrumento podría aumentar las capacidades de las terapias intensivas que los requieran, ante un falta temporal de estos equipos, ya que podrían usarse por tiempo indeterminado.

Respirador conectado al dispositivo diseñado especialmente. Foto: Gentileza investigador. Fuente: Conicet

Según informó Conicet, la idea surgió en marzo cuando se buscaba una mejora en la ventilación dual que se estaba implementando como recurso de emergencia en varios países afectados a la sobrecarga del sistema de salud, debido a la propagación de contagios de coronavirus.

Para el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas, en esos casos de saturación sanitaria, no se contó con un dispositivo pensado y diseñado a ese fin, con lo cual se perdían capacidades del equipo y existía un riesgo de que un paciente contamine con patógenos al otro.

¿Quienes diseñaron el proyecto? Un equipo de trabajo liderado por Guillermo Artana, investigador del CONICET en la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Buenos Aires. El grupo elaboró un dispositivo bioseguro que permite el uso de un solo respirador para dos pacientes -ventilación dual-.

Dispositivo para ventilación dual. Imagen: Gentileza investigador. Fuente Conicet

“Nos pareció importante tratar de ampliar las capacidades de los respiradores que están en stock y los que se van a producir, para dar una respuesta en un tiempo corto; la situación que planteamos es el caso de un desborde”, comentó el científico.

La tecnología en cuestión, que se ubica fuera del ventilador, consiste en un sistema de tres válvulas que regulan lo que se conoce como presión de pico y residual.

“Son antiretornos y reguladores que actúan sobre las presiones (“pico” y “residual”) que se ejercen durante el proceso de respiración. Este sistema que proponemos prevé que los dos pacientes respiren al mismo ritmo, es decir, con igual frecuencia (en el caso en que estén sedados no habría problemas)”, profundizó el científico, en dialogo con página12.

El investigador, explicó que se basaron en los lineamientos que desde los Estados Unidos lanzó en abril la FDA (Food and Drugs Administration); y cumple con normas que fijó la SATI (Sociedad Argentina de Terapia Intensiva), que explica los requerimientos mínimos que tiene que tener un dispositivo que ventile en una condición de emergencia como la actual.

“Esta opción le da al Estado una cierta flexibilidad de manejar el stock de respiradores con racionalidad. La producción no es muy sofisticada, -es ensamblar en un ambiente limpio con condiciones de higiene-. Esto podría rápidamente estar en los hospitales”, expresó Artana.

Fuente: Página 12; Conicet

Cooperativa de trabajo El Resaltador
Cooperativa de trabajo El Resaltador

×