CELS: “es necesario prorrogar el DNU” que congela los alquileres

De cara al vencimiento del DNU -y entendiendo que aún no hubo una recuperación significativa de la economía,-organizaciones de Inquilinos piden con “urgencia” que se prorrogue esta medida.

Este 30 de septiembre es el último día que tendrá validez el DNU 320/20 que prohíbe los desalojos, extiende los contratos y congela el precio de los alquileres. La medida fue dispuesta en marzo de este año debido a la crisis económica prevista por la pandemia.

De cara al vencimiento del DNU -y entendiendo que aún no hubo una recuperación significativa de la economía,-organizaciones de Inquilinos piden con “urgencia” que se prorrogue esta medida. A este reclamo se sumó también el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), quienes presentaron datos sobre la angustiante situación que vive gran parte de los arrendatarios.

Según una encuesta que hicieron el CELS y el IDAES de la Universidad Nacional de San Martín en el AMBA el 55,6% de los hogares inquilinos tuvo menos ingresos y el 42.3% tiene deudas de alquiler. Ayer el INDEC presentó la tasa de desempleo y desocupación en Argentina y los resultados son preocupantes.

Vale recordar que el DNU vigente, por otra parte, no suspendió los aumentos sino que difirió su cobro. Esos aumentos no cobrados se vienen acumulando como deuda suplementaria que deberá ser pagada una vez que venza el decreto.

Otro de los datos que reveló CELS es que “el 66,5% de los hogares inquilinos tuvo que endeudarse en el último mes. Esos préstamos fueron utilizados principalmente para cubrir gastos cotidianos, pagar deudas a familiares o amigos y el pago de expensas e impuestos. El 48.7% afirmó que debe destinar una mayor parte de sus ingresos para cubrir el alquiler“.

Hace algunas semanas, el presidente Alberto Fernández dijo en el programa televisivo “A Dos Voces” que ya está en estudio la extensión del DNU, sin embargo faltan solo seis días y las familias siguen en la incertidumbre. Desde CELS señalaron que casi el 50% de los inquilinos cree que tendrá que empeorar su situación habitacional. Sobre esto mismo se pronunció la Asociación de Inquilinos de Córdoba, quién sostuvo que se trata de una situación “angustiante”.

“La situación de muchas personas presentes en las tomas de tierra recientes se vincula a este sistema de acumulación de deudas, bajos ingresos y gastos habitacionales fuera de proporción. Es la realidad cotidiana de los sectores inquilinos más vulnerables, muchos de los cuales viven en hoteles, villas, con contratos de alquiler irregulares o inexistentes, que ante la falta de mecanismos efectivos de denuncia, con frecuencia tienen dificultades para exigir el cumplimiento del decreto. Junto con la necesaria extensión del DNU 320 es urgente tomar medidas efectivas de protección de los hogares más vulnerables”, concluye el informe de CELS.

×