Brasil: mujeres campesinas realizaron la Marcha de las Margaritas

Brasil: mujeres campesinas realizaron la Marcha de las Margaritas

La población brasileña se mantiene en constante movilización frente a las políticas de ajuste y represión perpetuada por el presidente Jair Bolsonaro. Ayer, realizaron la tercer marcha en Brasilia y la segunda en esta semana. El expresidente Lula da Silva mostró su apoyo.

Este miércoles, mujeres campesinas e indígenas de Brasil llevaron adelante la Marcha de las Margaritas, bajo el lema “por un país con soberanía popular, democracia, justicia, igualdad y libre de violencia”.

La protesta también surge contra la desidia sanitaria en la que se encuentran sometidas las áreas naturales del territorio brasileño, así como también por la reivindicación de los derechos de los grupos aborígenes de esa nación suramericana.  

“Venimos para enfrentar todo tipo de retroceso, entre ellos los que afectan a la protección y la conservación de la biodiversidad, el derecho a la educación en el campo y las aldeas indígenas y el fortalecimiento de la participación política de la mujer”, detalló la vocera y activista rural María José Moraes Costa.

En este marco, el movimiento de campesinas aprovechó para criticar duramente las políticas del presidente Jair Bolsonaro, y a favor de la liberación del expresidente Lula da Silva.

Las mujeres condenaron el machismo de Bolsonaro, quien tiene un largo historial de declaraciones racistas y homofóbicas en su haber, y que es un franco oponente del movimiento feminista.

Según las organizadoras, participaron unas 100 mil personas, una cifra que las autoridades policiales redujeron a 30 mil, pero que, en cualquiera de los casos, constituye la mayor protesta realizada en Brasilia desde que Bolsonaro asumió el poder, el pasado 1º de enero. 

Por su parte, Lula da Silva se sumó también a la manifestación a través de una carta que envió desde la cárcel y fue leída por el ex candidato presidencial Fernando Haddad, derrotado en las urnas en octubre de 2018 por Bolsonaro.