“Botiquín de primeros auxilios” para fin de año

Diciembre es históricamente un mes de cierres y balances, tanto personales como sociales. Este 2020, la pandemia impactó de diferentes maneras sobre la psiquis, por eso, es momento de reflexionar.

Crédito: laureate-comunicacion.com

El Resaltador en Nacional, presentó un tema clave de la mano del licenciado Mauro Gross -Red de Psicólogos en Córdoba-, un “botiquín psicológico” para transitar el último mes del año de la mejor forma.

“Habitualmente los fines de año son épocas de balance, en el que nos encontramos con un montón de emociones y sensaciones sobre lo transitado, y en particular este fin de año, se nos ha presentado con mucho cansancio, tanto en lo físico como en lo psicológico”, explicó Gross.

Ante este panorama, dejó unas recomendaciones en el “Botiquín psicológico”, que no suplantan el asesoramiento de un profesional.

Comenzar a relajar

El profesional recomienda, en la medida de lo posible, ir relajando. Es decir, quiere trasmitir que ya comienza el momento de descansar.

“Todo lo que no se pudo hacer hasta diciembre ya no se va a poder hacer en 30 días, como ya he repetido, este no fue un año sencillo. Entonces, quienes puedan ir aflojando un poco, relajando, para contextualizar lo que fue este año y comenzar a cerrarlo sin ese acelere que veníamos trayendo”, recomendó Gross.

Momento de enfocarse

La segunda recomendacion, es la de comenzar a priorizar, decir que lo que se hizo este año, lo que se pudo hacer, fue lo mejor que se pudo lograr bajo estas condiciones, con los errores y los aciertos.

“Empezar a olvidarse de las exigencias y de los ‘deberías’, con respecto a los plazos y tiempos, y enfocarse en aquello que con dificultad y con todo nuestro fuerzo se intentó y se pudo hacer. Si algo de eso faltó, ponerlo en perspectiva, será cuestión de pensarlo y planificarlo para el año próximo”, agregó.

Te puede interesar: ¿Qué hacemos cuando cancelamos a una figura pública?

No juzgar tanto

El profesional resaltó que ya habrá lugar para balances, hay que procurar no ser tan exigente con uno mismo en este momento.

En esa línea, indicó que sería interesante comenzar actividades y rutinas que se disfruten sin pensar tanto desde un lugar productivo. Ocupar el tiempo en pos de despejarse.

“Quitando esa exigencia de hacer algo productivo y ocupar el tiempo si o si. Venimos de un año muy agotador, con clases virtuales, con estar conectados todo el tiempo (…) Es momento de utilizar ese tiempo con otro fin, quitarse esa productividad y exigencia”, enfatizó el licenciado.

Fuente Télam

Pedir ayuda

“Los superheroes con superpoderes están en las películas de Marvel o en los cómics, muchas veces no se puede hacer todo solo o sola”, resaltó Mauro.

El profesional señaló que si hacés todo de manera individual terminas sobreexigiendote, de manera perjudicial, llegando a fin de año exhausto o exhausta, de mal humor, irascible,y con poca flexibilidad entre los imprevistos que puedan surgir.

“En la medida que se pueda, sugeriría que compartas responsabilidades, que fijes metas razonables y factibles, trates de quitarte esa idea de que de manera solitaria tenés que poder con todo, a veces es necesario pedir ayuda”, dijo en dialogo con El Resaltador en Nacional.

FOTO NA: MARCELO CAPECE

Descansar

No es necesario estar en la playa o en la montaña para vacacionar. Para Gross, tomar vacaciones o descansar, es cortar con la rutina que mantenemos todos los días, aunque sea solo un momento o unas horas el fin de semana.

En relación al punto anterior, agregó “es quitarle al tiempo la idea de hacer algo útil y productivo a toda costa, es la posibilidad de conectarse con algo que nos genere placer”.

El psicolgo reiteró que el 2020 generó un desgaste psíquico muy grande, por eso, es clave tomarse un tiempo para parar la pelota y recuperar fuerzas.

No estamos solos ni solas

“No se está solo o sola, esto que uno siente, este cansancio, se ve y se escucha en muchísima gente. Es lo más normal que te pase, y que sepas que no solo te está sucediendo a vos” concluyó Gross.